Crea lectura

“Crea lectura”, así se llama el programa de TV dedicado a la literatura que he descubierto recientemente en La Sexta. No es que quiera hacer publicidad a este grupo empresarial, pero lo del “Compromiso Atresmedia”, como ellos lo denominan, también aboga por el fomento de la lectura, y para mí eso es importante, por eso lo destaco. Hay que tener en cuenta que tenemos pocos programas dedicados a la lectura, por eso los que descubro son dignos de mención.

Aunque lo he descubierto hace aproximadamente un mes, “Crea lectura” lleva en emisión desde marzo. Tengo que reconocer que no siempre lo puedo ver en directo, ya que se emite los sábados a las 09:30, sin embargo sí lo veo en Atresplayer TV.

Por cierto, la cabecera es del artista madrileño Zetazen. Rap y literatura se unen en este espacio literario al que deseo una larga vida.

No voy a entrar en si el programa es bueno o no, pero sí diré que me he enterado de novedades literarias, he descubierto autores como Martín Abrisketa y su obra El país escondido, la cual ya he encargado.

Anuncios

Echar un polvo

Interrogantes

¿Sabes de dónde viene esta expresión?

Se dice que en el s. XIX el uso del rapé (polvo de tabaco inhalado) estaba muy extendido. Los caballeros se lo ofrecían a las damas diciéndoles “¿Quiere echar un polvo?”, pero, como estaba mal visto hacerlo en público, se marchaban para hacerlo en un lugar privado, lo cual a menudo daba pie a mantener relaciones íntimas.

Eco

El eco es una figura retórica que consiste en la repetición de una palabra o parte de ella mediante la cual se produce una repetición del sonido. Como en este poema de Antonio Machado:

        Era una mañana y abril sonreía.
Frente al horizonte dorado moría
la luna, muy blanca y opaca; tras ella,
cual tenue ligera quimera, corría
la nube que apenas enturbia una estrella.

      Como sonreía la rosa mañana
al sol del Oriente abrí mi ventana;
y en mi triste alcoba penetró el Oriente
en canto de alondras, en risa de fuente
y en suave perfume de flora temprana.
Fue una clara tarde de melancolía
Abril sonreía. Yo abrí las ventanas
de mi casa al viento… El viento traía
perfume de rosas, doblar de campanas…
      Doblar de campanas lejanas, llorosas,
suave de rosas aromado aliento…
¿Dónde están los huertos floridos de rosas?
¿Qué dicen las dulces campanas al viento?

      Pregunté a la tarde de abril que moría:
¿Al fin la alegría se acerca a mi casa?
La tarde de abril sonrió: La alegría
pasó por tu puerta —y luego, sombría:—
Pasó por tu puerta. Dos veces no pasa.

También es un transtorno del lenguaje, conocida como ecolalia, del griego ἠχώ, “eco” y de λαλιά, “habla”, que consiste en la repetición compulsiva e involuntaria de las palabras o frases emitidas por el interlocutor.

Esta palabra también ha dado pie a otra patología llamada ecopraxia, del griego ἠχώ, “eco” y πρᾶξις, “acción”, que es la repetición involuntaria de los movimientos observados en otra persona.

Para ilustrar esta entrada con un poco de humor, os dejo este vídeo de Les Luthiers con su actuación “El poeta y el eco”.

 

María de la O Lejárraga

800px-María_Lejárraga

Foto de Wikipedia

Con motivo del Día de las escritoras quiero rendir homenaje a esta gran desconocida: María de la O Lejárraga.

Escritora solitaria, escondida entre cuatro paredes, lejos del reconocimiento que por su obra recibió su marido, Gregorio Martínez Sierra. Fue una de esas mujeres brillantes de la Edad de Plata española. Novelista, dramaturga, traductora, ensayista, feminista… y no aparece en las portadas de sus libros.

En 1899 publicó una obra con su nombre, Cuentos breves, pero fue tal el revuelo que se armó en su casa que se borró su nombre y al casarse ella decidió esconderse tras la figura de su marido, quien recibiría los elogios en los círculos literarios y culturales de la época. Aunque todo el mundo sabía que ella era la autora de los textos presentados por Gregorio Martínez Sierra, de hecho, él mismo pronunció discursos feministas escritos por Lejárraga relacionados con la obra Cartas a las mujeres de España, en la que la escritora aboga por la libertad e independendia femenina.

No obstante, llegó a ser diputada socialista en la Segunda República, experiencia que dio lugar a la obra escrita en el destierro Una mujer por los caminos de España.

Su marido se enamoró de otra, con la que tuvo una hija, sin embargo ella continuó colaborando en el negocio literario de ambos: ella escribía y él firmaba como autor. Craso error, ya que al fallecer su esposo en 1947, la hija de este con su amante exigió los derechos de autor de la obra de su padre, hecho que sirvió para que Lejárraga empezara a publicar con su nombre, aunque bajo el paraguas de su difunto marido, por eso eligió el seudónimo María Martínez Sierra.

Pero sus decepciones no acaban aquí, en 1951 con la ayuda de su traductora envió un cuento a Walt Disney titulado Merlín y Viviana, donde se cuenta la historia de un perro que se enamora de una gata, pero se lo devolvieron, sin embargo en 1955 la gran productora estrenó la película “La dama y el vagabundo”, ¿os suena la trama de la gata y el perro? Seún la autora, se trata de un plagio en el único cambio es el de la gata por una perra de buena familia, hecho que Lejárraga notificó a su traductora en una carta en la que también indicaba que no iba a protestar ya que, según los autores de la película, se trataba de un proyecto que comenzó antes de recibir su manuscrito.

 

 

Guy Fawkes

¿Os suena este nombre? Y ¿si escribo que está relacionado con V de vendetta? Sí, sí, con el maravilloso cómic de Alan Moore y David Lloyd. ¿Tampoco?

Guy Fawkes formó parte del grupo de católicos ingleses que intentó asesinar al rey Jacobo I en la conspiración de la pólvora en 1605.

He decidido dedicarle una entrada por varios motivos. El primero es porque tuvo una estrecha relación con España, de hecho adoptó el nombre de Guido Fawkes durante su estancia aquí, donde vino tras convertirse al catolicismo con el fin de luchar en el bando de los Tercios españoles contra los protestantes neerlandeses y también para buscar apoyo para una rebelión de los católicos ingleses.

IMG_1770Por otro lado, en el terreno literario Guy Fawkes es el protagonista de la novela del mismo nombre escrita por el también británico William Harrison Ainsworth en 1841. Pero también es el personaje que inspiró la máscara del protagonista de V de vendetta, así como su cometido en la obra. Sí, esta es la estrecha relación que une al personaje histórico con el de ficción. La Máscara de Guy Fawkes fue diseñada por David Lloyd para la novela gráfica, y más tarde se hizo muy popular entre los miembros del grupo “Anonymous”, y otras agrupaciones antisistema alrededor del mundo.

Debido al intento de acabar con la Cámara de los Lores en 1605, Fawkes se convirtió en un símbolo de conspiración. El fracaso de esta hazaña dio pie a la celebración de la Noche de Guy Fawkes cada 5 de noviembre en Inglaterra, que es el objetivo del protagonista de la obra de Moore y Lloyd, de la cual no voy a descubrir mucho más porque ya le dediqué una entrada en este blog hace unos años.

 

“Animals” de Pink Floyd

Es cierto que este blog está dedicado a la literatura y la lengua y no a la música, pero cuántas veces hemos visto estas disciplinas relacionadas entre sí. Muchas, algunas de las cuales he reflejado aquí, como por ejemplo La unión y su canción “Lobo hombre en París“, basada en la obra Lobo-hombre de Boris Vian; pero de quienes más he hablado ha sido de Dire Straits: “Romeo and Juliet“, clara referencia a la obra de Shakespeare; “Private Investigations“, basada en la obra de Raymond Chandler; y “Lady Writer“, canción que escribió al ver una entrevista en TV a la escritora Marina Warner. Y ahora vengo con otro de los grandes grupos de rock: Pink Floyd y su “Animals”.

“Animals”, “Animales” en español, es el décimo álbum de estos roqueros británicos, cuya música admiro. Lanzado en 1977, en este disco se aprecia una clara crítica agresiva a la industrialización y el consumismo del mundo en general, y de Inglaterra en particular en los años 70. En este trabajo se observan detalles estrechamente relacionados con la obra Animal Farm (Rebelión en la granja) de George Orwell, una fábula política en la que diferentes castas de la sociedad están representadas por animales, de este modo tenemos a los cerdos como jefes, las ovejas como peones, y los perros como la ley. Estos tres estatus sociales de la novela de Orwell se identifican en el disco de Pink Floyd mediante las canciones “Pigs“, “Dogs” y “Sheep“, es curioso que este último tema termina con la revolución de las ovejas y cómo estas matan a los perros, quizá como reflejo de esa esperanza que se vislumbra en la última canción del álbum, “Pigs on the Wind”, una canción de amor que muestra algo de optimismo frente a la rabia expresada en las otras tres.

Tintín en Huelva

Todos conocemos Las aventuras de Tintín, del artista belga Georges Remi Hergé. Se trata de una de las series de historietas más famosas del s. XX que narra los viajes del intrépido reportero Tintín con su fiel amigo, el perro Milú.

La serie está formada por un total de 24 álbumes, el primero de los cuales se publicó en 1930 y el último quedó sin terminar, aunque se han publicado los bocetos del autor tras su fallecimiento, por lo tanto la última entrega en vida de Hergé fue en 1976.

En sus divertidas e inquietantes aventuras, Tintín recorrió muchos países, entre ellos España. Recuerdo haber leído muchos de estos cómics cuando era niña, sin embargo mi sorpresa ha venido hace unos años cuando he descubierto que una de sus visitas ha sido a Huelva, mi ciudad natal. Me hace ilusión saber que una parte de Huelva capital y provincia ha sido escenario de los cómics de Tintín que tanto han marcado la infancia de mucha gente.

En estas imágenes, que he tomado de Huelva Buenas Noticias, se ven diferentes postales de la ciudad y la provincia en el siguiente orden: Barrio obrero, Muelle del Tinto, Sierra de Aracena y Picos de Aroche, Panorámica de Huelva, Isla Cristina, Gruta de las Maravillas, Cuenca minera, Monasterio de La Rábida, Punta Umbría y El Rocío.