¿Por qué huelen bien los libros viejos?

Siempre me he preguntado de dónde viene ese olor tan agradable de los libros viejos, hasta que hace unos días me dio por investigar un poco y descubrí que se debe a la lignina.

Se trata de un polímero orgánico muy importante en la formación de las paredes celulares de las plantas, sobre todo en las cortezas y la madera. Algunas de sus características son la rigidez, el aroma que desprende, el hecho de no pudrirse con facilidad y su fuerte resistencia al ataque de microorganismos.

Es el polímero más abundante del mundo vegetal.

Cuando la lignina se oxida da lugar a ese tono amarillento de las hojas de los libros, y además desprende más olor.

La cabaña del tío Tom de Harriet Beecher-Stowe

“La cabaña del tío Tom” de Harriet Beecher-Stowe, edición 1967

 

 

 

 

 

 

Heterónimo

Heterónimo es una palabra de origen griego, ἑτερώνυμος (heterṓnymos), que según el DRAE tiene los siguientes significados:

1/ Dicho de un vocablo: Que se opone a otro de distinta raíz en algún rasgo morfológico, normalmente el género.

Ejemplos de heterónimos: caballo-yegua, toro-vaca, mujer-hombre, mamá-papá, dama-caballero, hembra-macho.

2/ Identidad literaria ficticia, creada por un autor, que le atribuye una biografía y un estilo particular.

3/ Seudónimo.

A pesar de que la RAE entienda heterónimo y seudónimo como palabras sinónimas, existe una diferencia entre ellas en lo que al ámbito literario se refiere. Según el propio DRAE, seudónimo es el nombre falso que utiliza un autor para enmascarar el propio, es una careta. Esto quiere decir que la identidad es la misma, detrás hay solo una persona. Sin embargo, en el caso de los heterónimos las identidades son diferentes, de hecho son personajes ficticios, no máscaras. Unos ejemplos son:

-Lucila Godoy Alcayaga firmaba como Gabriela Mistral, pero son de la misma identidad. Por tanto es un seudónimo.

Heterónimos son:

-Fernando Pessoa creó a Álvaro de Campos, es un escritor que tiene su propia identidad. También utilizó otros como Ricardo Reis, Bernardo Soares y Antonio Mora entre muchos otros.

Imagen de wikipedia

Imagen de wikipedia

De izquierda a derecha y de arriba a abajo, estas caricaturas de los heterónimos de Pessoa corresponden a Soares, Reis, Campos y Caeiro.

-Antonio Machado se inventó a Juan de Mairena, aunque él lo llamaba apócrifo. Del latín apocry̆phus, y este del griego από, ‘lejos’, y κρυφος, ‘oculto’. Que también es un ente ficticio.

Machado llegó a utilizar 33 apócrifos, entre los que se encuentran el ya mencionado y otros como Manuel Cifuentes Fandanguillo, José María Torres, Tribucio Rodrigálvarez, Antonio Palomero o Alfonso Toras.

-Miguel de Unamuno también los utilizó: el poeta Rafael y Augusto Pérez.

-En la literatura inglesa el más conocido es Oscar Wilde y la imagen de Grey de su obra El retrato de Dorian Grey.

 

Ucronía

Imagen de La casa del libro

Imagen de La casa del libro

Para quienes no lo sepan, ucronía, según el diccionario de la R.A.E., es la “reconstrucción lógica, aplicada a la historia, dando por supuesto acontecimientos no sucedidos, pero que habrían podido suceder”.

Es un género literario al que algunos llaman novela histórica alternativa, que se caracteriza porque la trama transcurre en un mundo desarrollado a partir de un punto en el pasado en el que algún acontecimiento sucedió de manera diferente a como ocurrió de verdad. La realidad ucrónica recibe el nombre de punto Jonbar.

Un punto Jonbar es un acontecimiento relevante para la historia futura, y recibe este nombre en honor al personaje de John Barr creado por Jack Williamson para uno de sus relatos, en el que Barr generaría un mundo si elegía un imán y otro diferente si escogía un guijarro. De ahí la importancia del suceso para el futuro.

La ucronía es considerada una rama de la ciencia ficción, y en este tipo de literatura podemos encontrar numerosos puntos Jonbar a los que los autores recurren con frecuencia, como por ejemplo la no extinción de los dinosaurios, la desaparición completa de los nazis, la victoria de la Armada Invencible o la derrota de los Aliados en la Segunda Guerra Mundial, entre muchos otros.

En la literatura española los puntos Jonbar más comunes son el triunfo de los republicanos en la Guerra Civil y la victoria de España sobre EE.UU. en 1898.

Se dice que el término fue acuñado por el filósofo francés Charles Renouvier en su obra Ucronía: La utopía en la Historia en el s. XIX, y también se apunta a Tito Livio (59 a. C – 19 d. C.) como el primero en usarla en uno de los capítulos de la Historia de Roma desde su fundación.

Algunos autores y obras de este género son:

-Jesús Torbado, En el día de hoy. Narra una España en la que los republicanos ganan la Guerra Civil.

-Philip K. Dick, El hombre en el castillo. EE.UU. pierde la Guerra Mundial y queda dividido: el este sometido a Alemania, y el oeste a Japón.

-Ward Moore, Lo que el tiempo se llevó. Los confederados ganan la Guerra de Secesión.

-Vizcaíno Casas, Y si los Rojos hubiesen ganado la guerra. Basado en que los republicanos ganan la Guerra Civil.

Para terminar, podemos resumir la definición de ucronía como una novela histórica que nunca ocurrió.

Librottiglia

Imagen de librottiglia.com

Imagen de librottiglia.com

Entre mis múltiples pasiones están la literatura y disfrutar de un buen vino, así que este invento de Librottiglia me parece una idea fabulosa.

Librottiglia es una línea de vinos con un toque literario. La han creado una agencia de diseño y una conocida bodega italiana, y la palabra que se han inventado es la combinación de libro y botella en italiano.

La línea de vinos se compone de dos tintos y un blanco, y salvo por el cordel que rodea a las botellas, la etiqueta a priori parece de lo más normal, sin embargo al acercarnos vemos que se trata de un pequeño libro en el que hay un relato. El diseño es minimalista con abundancia de colores, y nos cuenta detalles de la variedad de uva, la región del cultivo, y la añada.

La agencia encargó los relatos a tres escritores y los emparejó a la perfección con su correspondiente vino. Así, la historia Ti Amo. Dimenticami (Te Amo. Olvídame) de Regina Nadaes Marques es intensa como el tinto Nebbiolo; Patrizia Laquidara escribió La Rana Nella Pancia (La Rana en la Panza) que encaja a la perfección con el otro tinto, Anthos; y el relato cómico L’omicidio (El Asesinato) de Danilo Zanelli está emparejado con el vino blanco llamado Arneis.

De momento solo están en italiano y se pueden conseguir en la página web de la marca.

 

“La maleta verde (Aventuras por el mundo)”

Imagen de beturia.es

Imagen de beturia.es

Alicia de la Cruz y Fátima Javier son una madre y una profesora de Huelva que han editado La maleta verde (Aventuras por el mundo), un libro mediante el cual se da la vuelta al mundo en forma de cuento por lugares tan variados como China, Londres, Nueva Zelanda, el Polo Norte o el Desierto del Sáhara. Es una historia de aventuras ficticia basada en niños reales, 28 niños del CEIP San Roque de Villablanca (Huelva).

Lo ha publicado la editorial Niebla, también de Huelva, y la idea viene de un día que una alumna llegó a la clase de Fátima Javier con un cuento titulado “Londres”, le preguntaron que dónde lo había conseguido y ella respondió que lo había escrito su madre. Como la historia había gustado mucho en clase y también a la profesora, esta decidió contactar con la mamá de la niña porque se le ocurrió imprimir copias para el resto de la clase. Cuando ambas hablaron sobre el tema, se les ocurrió la idea de que podían hacer algo más grande, así que extendieron la trama a más sitios que los niños habían estudiado en sus clases. Y de ahí nació La maleta verde (Aventuras por el mundo), un libro que ha conseguido unir a profesores, alumnos, padres, una editorial y gran parte de la comunidad docente.

Libros que cuentan más de lo que se puede leer

Los que leemos con frecuencia libros en papel seguro que hemos tenido muchos ejemplares antiguos en nuestras manos, me refiero a ésos que tienen los bordes de las hojas dorados. Pues bien, muchos de ellos esconden mensajes en forma de dibujo o pintura en esos bordes, a simple vista no se aprecian pero en muchos casos están, hay que doblar las hojas a modo de abanico y se ve la pintura. Es fabuloso. En este vídeo se ve un ejemplo.

Esta técnica se llama fore-edge painting, que se traduce como pintura escondida en los bordes, y comenzó a ser popular en el s. X, cuando los libros se escribñian en abadías y los monjes escondían elementos eligiosos en las obras; más tarde pasó a ser común en las familias adineradas, cuyas imágenes eran los símbolos heráldicos; la nobleza solía poner en sus biblias sus iniciales e imágenes de su linaje.

A partir del s. XVII todo el tema heráldico se dio de ladopara dar paso a paisajes, retratos, escenas religiosas, además mucho más coloridos. A partir del s. XIX los temas fueron más picantes, y hubo obras en las que se encodían escenas sexuales y sugerentes, que se pueden ver en algunas obras de Dickens o Julio Verne.

En la actualidad se sigue utilizando esta técnica, sobre todo en Inglaterra, de la mano de artistas como Clara Brooksbank o Martin Frost.

La Biblioteca pública de Boston contiene muchos ejemplares en varios idiomas en los que se pueden descubrir las maravillosas pinturas escondidas en sus bordes.

Una tarántula con el nombre de Gabriel García Márquez

Foto de Dirk Weinmann

Foto de Dirk Weinmann

Recientemente han encontrado en Colombia una nueva especie de tarántula, y no han dudado en llamarla Kankuamo marquezi como homenaje a Gabriel García Márquez, y a un pueblo indígena de la costa del Caribe que está en peligro de extinción.

Las características de esta araña es que usa sus pelospara defenderse, lanza bolas a sus enemigos. Los científicos que han descubierto este hallazgo no sólo barajan la posibilidad de haber encontrado una nueva especie sino también un género nuevo ya que se trata de la primera tarántula en utilizar los pelos urticantes para atacar en vez de para defenderse.

En la revista Zookeys hay un interesante artículo sobre el hallazgo.

Gabo, los que te admiramos no nos olvidamos de ti.