El poder de la coma

Aparte de las reglas ortográficas que todos deberíamos saber. ¿Cuándo tenemos que escribir coma?

Antes de: pero, mas, aunque, sino, conque, así que, de manera que, excepto, salvo, menos.

Después de: esto es, es decir, a saber, pues bien, ahora bien, en primer lugar, por un lado, por otra parte, en fin, por último, además, con todo, en tal caso, sin embargo, no obstante, por el contrario, en cambio, en cuanto a, respecto de, con respecto a, en relación con, efectivamente, por regla general, generalmente, naturalmente.

Anuncios

El signo &

& es un signo que a menudo se relaciona con el inglés, pero que en realidad tiene un origen latino; en español se conoce como et y en inglés recibe el nombre de ampersand, como consecuencia de la expresión and per se and, que significa «y por sí mismo, y», y que se utilizaba atiguamente para la memorización del alfabeto. Se trata de una alternativa gráfica de la conjunción copulativa latina et, de la que deriva la «y» en español, que es justo su significado.

Este derivado del latín pasó a formar parte de varios idiomas, entre los que se encuentra el español. Es frecuente encontrarlo en textos antiguos cuando se usaba la expresión latina et cetera con las formas &c. o &cetera, sin embargo actualmente, con la tendencia a la economía del lenguaje, apenas se utiliza ya que la grafía de y es más breve y sencilla, a diferencia de la misma expresión en otras lenguas.

En inglés, por ejemplo, es muy común en la enumeración de autores, así tenemos & al. como traducción del latín et alii o et alia para el plural, que significa «y otros».

A los largo de su historia han existido diferentes  tipografías para este signo:

En el ejemplo de más arriba, la tipografía de la derecha es claramente el et latino que comentaba anteriormente.

Según el listado de letras que designó Byrhtferð en el año 1011, el signo «&» se consideraba una letra al final del alfabeto latino.

780px-Historical_ampersand_evolution.svg

Evolución de la ligadura &: 1-3, cursivas romanas de los siglos II-IV 4-5, minúsculas medievales de los siglos VI-VII 6, minúscula carolingia, s. IX. Fuente Wikipedia.

El signo en sí es lo que se conoce como ligadura, que no es más que la combinación de dos letras en un mismo grafema, usado con el fin de aumentar la velocidad de la escritura manual que desarrolló el secretario de Cicerón, Marco Tulio Tirón, con el fin de poder registrar los discursos y la correspondencia que le dictaba. La utilización de ligaduras fue muy popular en la Edad Media y en los comienzos de la imprenta ya que se ahorraba espacio y en la época el pergamino o el papel encarecían los libros. Por esto, & también es conocido como signo tironiano.

Su uso en la actualidad:
-HTML: en el principio de los códigos de entidad con los que se designan caracteres especiales como &gt; &lt;, y &amp; (>, < y &, respectivamente).
-Internet y direcciones web: es la separación de variables pasadas mediante GET.
-Excel: se utiliza para concatenar celdas.
-Access: sustituye un carácter o un espacio en máscaras de entrada.
Existen muchos otros comandos en los que se utiliza &.

 

 

 

 

Femenino y masculino

equality-2110561_960_720¿Dices niños y niñas, doctoras y doctores, maestros y maestras…?

Quizá deberías darte un paseo por las reglas gramaticales de la lengua española y descubrir que en español el plural en masculino implica ambos géneros, por lo que al dirigirte al público no es necesario ni correcto decir “ministros y ministras”, a pesar de que se use de manera común en la política y el periodismo.

Por otra parte, también deberías saber que decir las palabras que aluden a ambos géneros solo es correcto cuando el femenino y el masculino son términos diferentes, como por ejemplo damas y caballeros, yegua y cabajo, mujer y hombre, vaca y toro…

Otra cosa es que quieras sumarte a la mole y digas barbaridades como portavoza o miembra, aunque podemos seguir con astronauto, poeto, taxisto, fisioterapeuto, masajisto, maquinisto…

A la hora de escribir estos cometen los mismos errores, algunos hacen algo que es incluso peor, como usar una X o @ para palabras como “todos”, ¿alguien me dice cómo se pronuncia “tod@s” y “todxs”, por favor?

La guerra de sexos no está en el idioma sino en el uso que cada cual hace de él. ¡Hablemos bien que cuesta poco y dice mucho!

 

Uso de la tilde

Aquellos que pasan de las tildes están de enhorabuena porque la RAE admite una serie de palabras de uso común que se pueden escribir con o sin ella.

Fútbol / Futbol – Vídeo / Video – Cóctel / Coctel – Daiquirí / Daiquiri

Chófer / Chofer – Ícono / Icono – Maníaco / Maniaco – Élite / Elite

Período / Periodo – Kárate / Karate – Zodíaco / Zodiaco – Policíaco / Policiaco

Elíxir / Elixir – Olimpíada / Olimpiada – Pudín / Pudin

Con tilde en la e

Foto de “Con tilde en la e”

01/ Este, ese, aquel: la tilde de los demostrativos, sean adjetivos o pronombres, fue eliminada hace unos años con las nuevas reglas de la última Ortografía académica.

02/ Solo: la última Ortografía académica también señala que esta palabra, ya sea adverbio o adjetivo, no debe llevar tilde ni siquiera en caso de ambigüedad.

03/ Fue, dio, vio: no llevan tilde, ya que las normas de ortografía establecen que los monosílabos no se acentúan nunca gráficamente, a excepción de los casos de tilde dicarítica.

04/ Huir, rehuir: la primera es monosílaba ya que ui siempre es diptongo; y la segunda es aguda terminada en erre, por lo que ambas deben escribirse sin tilde.

05/ Hubierais, hubieseis, fuerais, fueseis: todas son palabras llanas acabadas en ese y si separamos sus sílabas quedarían así: hu-bie-rais, hu-bie-seis, fue-rais y fue-seis.

06/ Construido, incluido, influido, gratuito, huida, hinduismo, altruismo: no llevan tilde porque se trata de términos llanos que acaban en vocal.

07/ Acabose, ponme: al ser formas verbales que incluyen pronombres pueden o no llevar tilde según las normas de acentuación ortográfica actuales, por lo que como son palabras llanas que terminan en vocal, no llevan tilde.

08/ Heroico, estoico: oi es un diptongo, por lo tanto ambas palabras son llanas y trisílabas termnadas en vocal, con lo cual se escriben sin tilde.

09/ Continuo: en este caso es un adjetivo y es una palabrta llana que acaba en vocal, por lo que lleva tilde. Sin embargo las formas verbales continúo y continuó si la llevan.

10/ Chiita, diita: dos vocales iguales seguidas forman un hiato, y en estos casos estamos ante palabras llanas acabadas en vocal, por lo que carecen de acento ortográfico.

11/ Caracteres: la palabra en singular es carácter y lleva tilde, quizás es por eso que se tiende a usarla también en el plural, sin embargo es erróneo porque porque se pasa el acento de la a a la e, así que sigue siedo una palabra llana.

12/ Imagen, examen, volumen, resumen, origen, joven, margen: son palabras llanas que acaban en ene, por lo que no llevan tilde, sin embargo sus plurales sí porque pasan a ser palabras esdrújulas.

13/ Ti: como otros pronombres llevan tilde, hay cierta tendencia a ponérsela también a este término, sin embargo es un error ya que en este caso no hay que diferenciarla de ninguna otra palabra, mientras que a los pronombres mí y tú sí.

Sustantivos ambiguos

El mar. La mar.
El mar. ¡Solo la mar!

¿Por qué me trajiste, padre,
a la ciudad?
¿Por qué me desenterraste
del mar?

En sueños la marejada
me tira del corazón;
se lo quisiera llevar.

Padre, ¿por qué me trajiste
acá?

Gimiendo por ver el mar,
un marinerito en tierra
iza al aire este lamento:
¡Ay mi blusa marinera;
siempre me la inflaba el viento
al divisar la escollera!

Poema “El mar, la mar” de Rafael Alberti.

Hay una serie de nombres en español que se denominan “sustantivos ambiguos” porque admiten tanto el género femenino como el masculino: la mar o el mar, la maratón o el maratón, la azúcar o el azúcar, la internet o el internet y algunos más.

Los adjetivos que acompañen a estos nombres deben concordar en género y número, sin embargo se dan circunstancias excepcionales como por ejemplo los plurales, en los que se usa mayoritariamente el masculino, así tenemos los azúcares, los mares o los maratones. En el caso de internet, no he encontrado su uso en forma plural, quizá poque se trata de un nombre propio, el de la red de redes, cuyo uso se está convirtiendo en común debido al proceso de lexicalización que está sufriendo este término; es por ello que internet se puede utilizar sin artículo y con la inicial en mayúscula o minúscula.

Una singularidad más es que el adjetivo azúcar admite el uso del artículo masculino con un adjetivo femenino, por ello encontramos construcciones como el azúcar refinada, sin embargo no tenemos el media maratón,pero sí el medio maratón o la media maratón.

Para terminar, el sustantivo sartén se puede usar también con el artículo en femenino o masculino, así podemos ver la sartén o el sartén. La primera es más común en los hispanohablantes españoles, mientras que la segunda es más utilizada por los hablantes de Centroamérica y América del Sur.

“Private Investigations” de Dire Straits

Foto de Wikipedia

Foto de Wikipedia

Una vez más traigo a este blog a mi grupo favorito, Dire Straits. En la anterior ocasión hablé de su canción Lady Writer, inspirada en la escritora Marina Warner; y esta vez traigo Private Investigations, una canción del disco Love over Gold, que más tarde apareció en Money for Nothing y Sultans of Swing: The Very Best of Dire Straits, y, por último, en el recopilatorio al que dio nombre: Private Investigations: The Very Best of Dire Straits & Mark Knopfler.

Esta magnífica y larga canción llegó a estar en el nº 2 de las listas de Reino Unido, fue utilizada en la película Comfort and Joy (1984) de Bill Forsyth y para publicidad en 1994.

Los acordes, la letra, cómo empieza y cómo va creciendo y metiendo al público en la trama que va a desarrollar. Es un temazo que no está entre los que más se escuchan cuando se pinchan canciones de Dire Straits, pero que nada tiene que envidiar a otros mucho más conocidos.

Al parecer Mark Knopfler se inspiró en las novelas de Raymond Chandler para escribir esta canción. Y tiene sentido dado que se trata de un autor de novela negra estadounidense, su estilo es irónico y cínico con diálogos muy ingeniosos. Entre sus obras destacan El sueño eterno, su primera publicación mediante la que dio a conocer al detective Marlowe; y El largo adiós, una reflexión sobre el amor, la lealtad y la amistad que se desarrolla en el entorno de unos crímenes de la alta sociedad de California.

Grammar Nazi

Hace unos años, mi amigo Fabián me envió un vídeo llamándome “Grammar Nazi”, ahora no recuerdo si fue a través de Twitter o me etiquetó en Facebook.

El vídeo es este que comparto a continuación.

 

Me reí mucho y recuerdo que hice bromas al respecto.

Pues bien, recientemente alguien me ha hecho llegar este otro vídeo cuyo mensaje es similar aunque el estilo de la historia sea otro.

 

Como me siento identificada con ambos, y como me río de mí misma, he querido compartirlo con todos los que leen este blog por dos motivos: por un lado, porque quería tener un detalle jocoso; por otro, porque seguro que muchos se sienten identificados y/o conocen a alguien que es “Grammar Nazi”, como yo. 🙂