Reto cinco líneas – Febrero 2019

Este mes el Reto cinco líneas viene con las palabras canciones, felicidad y trabajar. Y mi propuesta es la siguiente:

“TyK no cree en la felicidad, sin embargo encuentra un placer similar a ese estado cada mañana cuando va a trabajar y escucha en el coche algunas de sus canciones favoritas. ¡Esto hace que una mire la jornada con otros ojos y que la afronte con más ánimos!”.

Y nada mejor para ilustrar este post que una de mis canciones favoritas, ya utilizada en otra entrada en este mismo blog hace mucho tiempo.

Si quieres saber más sobre este reto, pincha aquí o pásate por el blog de Adella Brac.

Anuncios

Uno de maestros


Colm Cuffe es un maestro de primaria irlandés que, viendo el estrés que le provocaba su trabajo con los niños, encontró una manera de afrontarlo y evadirse: dibujar cómics de su día a día con los pequeños.

El resultado lo publica en Twitter, Facebook e Instagram, de donde son estas imágenes.

Cada cual se desahoga como puede, y esta es una buena forma.


“Catorce veces ocho mil” de Edurne Pasaban

img_1485Antes de empezar a leer este libro le dije a varias personas que me lo había comprado, y para mi sorpresa algunas de ellas me dijeron “¿Esa no es la que tuvo un enfrentamiento con el otro alpinista vasco?”, refiriéndose a Juanito Oiarzabal. Otras me comentaron “¿No es la escaladora que tuvo una polémica por algo del oxígeno?”. Sí, Edurne estuvo es esos líos, no sé muy bien cómo ni por qué porque no me interesa. ¿En serio la gente sabe quién es Edurne Pasaban por esos episodios y no por sus logros deportivos? Pues voy a ser muy sincera al escribir que, en mi opinión, las personas que me dijeron eso están contaminadas, son tóxicas. O quizá se trata de envidia, porque en este país hay mucha gente que se alegra de lo malo de los demás en vez de fijarse en lo bueno.

Admiro a Edurne Pasaban por sus logros deportivos, por abrir camino a otras mujeres que han ido detrás, puede que imitando sus pasos, al igual que ella cuando empezó. A mí, que me encanta la montaña, me gustaría haber tenido el arrojo en su momento para entrenar y lograr objetivos de este calibre: subir un ocho mil, solo uno. Con esto me hujbiera conformado, pero no solo llegué tarde, sino que también mi vida fue por otros derroteros. Quizás este es uno de los motivos por los cuales disfruto tanto la lectura de la literatura de montaña.

Como se puede deducir del título, en este lidro Pasaban narra en primera persona el desafío que se impuso a sí misma, empezando por cómo se aficionó a la montaña y otros aspectos personales, sí, cosas de su vida privada que afectan, para bien o para mal, a su afición de aquel momento más tarde convertida en modo de vida.

De este libro no solo me quedo con la narración de la experiencia, sino también con frases como “es señal de un buen <metabolismo mental> el saber digerir los fracasos para reciclarlos en enseñanzas sobre las que basar los futuros éxitos”. Gran pensamiento que se puede aplicar a cualquier aspecto de la vida.

Hay otra gran frase muy significativa que está en la contraportada y en algún momento de la narración: “Cada persona tendría que identificar cuál es ese ochomil que debe escalar”. Una reflexión que nos sirve para diversas situaciones del día a día.

También he aprendido la palabra “derrengada”, que significa agotada de cansancio físico. Por el contexto se puede sacar fácilmente el significado, sin embargo se trata de un término nuevo para mí: “Y así estuvimos bajando toda la travesía, yo como un burro tras una zanahoria, con la ilusión de beber un trago de aquella agua infame que no era más que nieve derretida, hasta que llegué al campo base y me caí derrengada en mi tienda, sin fuerzas para nada. Había subido al Everest y había regresado sana y salva”.

La lectura de este libro es sencilla, no es una gran obra literaria ni creo que sea esa la intención, es la narración de una historia de superación y sacrifico por conseguir un objetivo en un ambiente que, a día de hoy,sigue siendo eminentemente masculino, pero menos que hace unos años gracias, en parte a mujeres como Edurne Pasaban.

Reto cinco líneas – Enero 2019

reto-5-lineasEnero de 2019 llega con el Reto cinco líneas y la palabras añado, familia y demasiado.

Como ya llevamos mucho tiempo con este desafío, en mi caso desde octubre de 2014, no voy a explicar de qué va, si estás leyendo esto y quieres saber más, pincha aquí o pásate por el blog de Adella Brac y entérate de todos los detalles. Dicho esto, os dejo con mi propuesta para este mes.

TyK está muy contenta de formar parte de la familia del “Reto cinco líneas”. A pesar de los más de cuatro años aportando microrrelatos nunca le ha parecido demasiado, y añado, este 2019 se estrena con la medalla de oro. Gracias, Adella.

reto5lineas-oro-2018

“Maldad bajo el Sol” de Agatha Christie

De nuevo traigo una novela de la serie protagonizada por el más que conocido detective Hércules Poirot, la anterior fue Asesinato en el Orient Express. En esta ocasión la trama se desarrolla en una isla en la que se encuentra de vacaciones. No voy a contar más de la trama, pero sí voy a decir por qué he decidido traer esta historia al blog.

Maldad bajo el Sol fue llevada al cine en 1982 por Guy Hamilton y a la televisión en 2001 con el título de “Muerte bajo el Sol”. Los exteriores de esta película están rodados en Yorkshire y en la preciosa isla de Mallorca y Sa Dragonera, y este es el motivo de hablar de ella en el blog.

Lugares como Es Caló d’en Monjo, la playa de Formentor, el Parque Natural de Sa Dragonera son escenarios mallorquines en los que el detective investiga quién asesinó a una actriz en un centro turístico de los Balcanes.

 

Por otro lado, la historia de Agatha Christie también tiene una versión adaptada para PC. Se trata de una aventura gráfica diseñada por Leew Sheldon, desarrollada por AWE Games y producida por The Adventure Company, con el título de “Maldad bajo el Sol”.

 

 

 

 

“Castle Rock” de Stephen King

Una vez más me defrauda Stephen King, esta vez con Castle Rock.

Se supone que es una serie de terror psicológico basada en las historias del autor. Honestamente no veo ese terror psicológico por ninguna parte, y le he dado la oportunidad porque he visto la serie completa a ver si encontraba algún sitio por el que cogerla, pero no: ni miedo, ni historias de intriga, ni juegos psicológicos, ni nada de nada. Pretende ser una ida de olla que les ha salido rana.

Solo me quedo con los escenarios, en mi opinión son perfectos para lo que pretende este “pseudothriller”.

¿Dónde ha quedado esa mitología que caracterizaba sus obras?

¿Dónde ha quedado ese miedo psicológico que me hacía temblar?

¿Dónde ha quedado ese universo que hace años me enganchó a sus obras?

¿Dónde están esos personajes decayentes y psicológicamente derrotados que me hacían plantearme cosas de la vida real?

¿Dónde está usted, sr. King?

Reto cinco líneas – Diciembre 2018

reto-5-lineasComo es tradición en el mes de diciembre, Adela Brac nos pide un reto adicional al de las tres palabras, y este año no iba a ser menos. Los vocablos de este mes son cadena, primera y casa; y el desafío extra es incluir un paisaje nevado. De esta mezcla mi resultado es el siguiente:

TyK quería ser la primera en romper la cadena que la ataba a esa casa. Por eso decidió salir corriendo descalza, en camiseta y pantalones cortos, el camino estaba totalmente nevado, pero igualmente la llevó hacia los acantilados, esos por los que tantas veces había paseado y pensado. Al llegar al límite frenó en seco, miró hacia atrás y vio cómo sus huellas se iban derritiendo con los rayos del Sol que se abrían paso hacia la inmensidad del mar abierto. Un paisaje inolvidable.

Si quieres saber de qué va esto entra aquí y anímate a participar.