El peluquero y la literatura

El título de este post puede parecer el de una novela un tanto extraña, vamos a dejarlo ahí, sin embargo se trata de la bonita historia que protagoniza un peluquero de Michigan y sus clientes más jóvenes.

Ryan Griffin ofrece un libro a los niños que llegan a su peluquería, y, a cambio de que estos lean en voz alta, les hace un descuento en el corte de pelo. Pero no queda ahí la cosa, no proporciona cualquier tipo de literatura, ofrece aquella que describe una imagen positiva de la cultura afroamericana, con lo que busca que los pequeños aprendan la importancia de leer y el poder que la lectura puede tener en sus vidas.

Es una gran iniciativa para el fomento de la lectura, para que los niños valoren la importancia de la literatura, el conocimiento, la cultura y así practiquen una actividad divertida a la vez que educativa.

Anuncios

“La maleta verde (Aventuras por el mundo)”

Imagen de beturia.es

Imagen de beturia.es

Alicia de la Cruz y Fátima Javier son una madre y una profesora de Huelva que han editado La maleta verde (Aventuras por el mundo), un libro mediante el cual se da la vuelta al mundo en forma de cuento por lugares tan variados como China, Londres, Nueva Zelanda, el Polo Norte o el Desierto del Sáhara. Es una historia de aventuras ficticia basada en niños reales, 28 niños del CEIP San Roque de Villablanca (Huelva).

Lo ha publicado la editorial Niebla, también de Huelva, y la idea viene de un día que una alumna llegó a la clase de Fátima Javier con un cuento titulado “Londres”, le preguntaron que dónde lo había conseguido y ella respondió que lo había escrito su madre. Como la historia había gustado mucho en clase y también a la profesora, esta decidió contactar con la mamá de la niña porque se le ocurrió imprimir copias para el resto de la clase. Cuando ambas hablaron sobre el tema, se les ocurrió la idea de que podían hacer algo más grande, así que extendieron la trama a más sitios que los niños habían estudiado en sus clases. Y de ahí nació La maleta verde (Aventuras por el mundo), un libro que ha conseguido unir a profesores, alumnos, padres, una editorial y gran parte de la comunidad docente.

Maratón de lectura en el Metro de Bilbao

Foto de metrobilbao.eus

Foto de metrobilbao.eus

Seguimos con las ideas bonitas para fomentar la lectura, en esta ocasión se trata de un maratón de lectura en el Metro de Bilbao.

El lunes pasado, de 11:00 a 14:00, y de 16:00 a 20:00, la estación de Moyua del Metro de Bilbao se convirtió en una biblioteca con forma de andén en la que había ejemplares de una sola novela: La chica del tren de Paula Hawkins. El Grupo Planeta también formó parte de esta iniciativa, y como premio ha regalado un libro de entre los más destacados de su editorial a cada participante. Además se han sorteado 10 entradas dobles para el pre-estreno de la película sobre la novela protagonista de esta jornada de lectura, que será mañana.

Desconozco si esto se celebra en otras ciudades, sea en el metro o en cualquier transporte, pero desde luego es un ejemplo más de que los amantes de la lectura no estamos solos y no pararemos.

Info adicional aquí, y vídeo de las lecturas aquí.

Cazar libros

siembra-de-libros¿Recordáis el boom de los Pokémon? La Humanidad está chiflada, yo estoy cada vez más convencida. Ojalá una cuarta parte de la gente que se volvió loca con el juego de marras lo hiciera también con esta iniciativa.

Desde mediados de septiembre en Sevilla se pueden cazar libros. Me parece una idea estupenda para fomentar la lectura, es como la “siembra de libros” y el cross booking llevados un paso más allá y actualizado a las modas de los últimos tiempos.

La historia empezó cuando un joven de esta ciudad vio un vídeo de una chica dejando un libro en un lugar público para que otra persona pudiera disfrutarlo, y bueno, hizo una asociación de ideas: sembrar cultura para que otro la recoja + juego de moda para enriquecer a una multinacional. Así que creó un grupo en Facebook con el nombre de “Cazadores de libros Sevilla”, al que al principio se unieron sus contactos, pero que a día de hoy cuenta con más de 2.800 participantes. Es un grupo cerrado al que solo se accede mediante invitación o por haber encontrado uno de los libros en las calles de la ciudad.

El funcionamiento es fácil: se deja un libro en la zona de la ciudad que sea, se le hace una foto que sirva de pista y se sube al grupo. Quien quiera leer ese ejemplar debe encontrarlo, dejar otro y hacer lo mismo. El cazador que termine de leer su libro debe liberarlo y colgar de nuevo la foto para que otro lo cace.

Es muy básico, pero por lo visto está funcionando de maravilla dado que reciben multitud de solicitudes e ideas para mejorar la iniciativa, que empezó como algo sin pretensiones, pero que su precursor se está planteando crear una página web y una app.

Me encanta ver que algunos no nos rendimos en esta difícil empresa de fomentar la lectura.

Nota: la imagen es una de mis “siembras de libros”.

Bibliotecas curiosas

La imaginación es ilimitada, sobre todo si la mente está cultivada, una buena forma de hacerlo es leer, y si encima el entorno es curioso, original, y tan fantástico como los de las fotografías que comparto a continuación, mejor que mejor.

De izquierda a derecha y de arriba a abajo, estas bibliotecas están en Londres, París, Brasil, Bulgaria, Kyoto, Finlandia, San Francisco, Kabul, Puerto Príncipe, Colonia, México, Bamako, y Lisboa.

¿Sabéis de sitios tan chulos en España? ¿En vuestros países y/o ciudades de orígen, en los que residís o habéis visitado? Si es así, me gustaría que los compartierais aquí. Gracias.

Fuente Biblioteca UHU.

Shakespeare & Co: leer y dormir

europeantrips.org

Foto de europeantrips.org

Una situación muy común en los aficionados a la lectura es leer en la cama, antes de dormir por ejemplo. El problema viene cuando el libro te engancha de tal manera que al final estás hasta las tantas y al día siguiente eres incapaz de abrir los ojos, pero bueno, para mí vale la pena.

Shakespeare & Co. es una librería parisina que ofrece literatura inglesa, y que, además, en el piso de arriba tiene camas a disposición de los viajeros que deseen pernoctar allí un tiempo a cambio de realizar algunos turnos en la librería. Estos huéspedes reciben el nombre de tumbleweeds.

Todo empezó en el s. XX, entre 1919 y 1941 Sylvia Beach emprendió esta aventura pensando que sería interesante ofrecer cultura inglesa. Su trabajo tuvo como fruto que el lugar se convirtiera en el centro de reunión de aquellas personas interesadas en la cultura inglesa y americana, hasta tal punto llegó su popularidad, que autores famosos como Joyce o Hemingway la frecuentaban. De hecho fue esta librería la primera en publicar Ulises de James Joyce, e incluso en ella se siguieron imprimiendo ediciones cuando el libro fue prohibido en Inglaterra y Estados Unidos.

Debido a la II Guerra Mundial, la librería se cerró en 1941, y fue en 1951 cuando George Whitman retomó el proyecto, aunque se ubicaba en otro sitio y se llamaba de otra manera, sin embargo él decidió volver a llamarla Shakespeare & Co. como homenaje a S. Beach.

Nada como un libro

Hace un tiempo llegó a mis manos este vídeo.

Se trata de un montaje de animación con los libros de las estanterías de una librería.

Los libros toman vida. Los libros dan vida.

Me encanta la frase final: there is nothing quite like a real book (nada como un libro).