Reto cinco líneas – Abril 2018

¿Sabes qué es el reto 5 líneas? ¿Sabes quién es Adella Brac? Si tu respuesta a ambas preguntas es no, tienes que visitr su blog. Y si tu respuesta es sí, toma nota de las palabras de este mes: llamaron, comprendía y seguro.

reto5lineas-bronce-2018Varios emails llamaron la atención de TyK. Ella no comprendía por qué Adella Brac le había dado la medalla de bronce como premio a su constancia en la participación en el reto. Pensó en que seguro que se trataba de una confusión, sin embargo luego recordó que desde octubre de 2014 no ha fallado nunca.

Sí, Adella Brac ha considerado que este blog merece tal galardón, así que ¡gracias de nuevo!

Si quieres saber más, entra aquí.

reto-5-lineas

Anuncios

Hoy se cumplen 4 años

img_0006Sí, hoy es el 4º aniversario de este blog, y me encanta seguir aquí.

No estaba segura de llevar dos blogs por el trabajo que supone, pero a la vez quiero continuar escribiendo sobre las cosas que me interesan, y tuve muy claro que la literatura y, por extensión, lo relacionado con la lengua, debían tener un espacio mayor que una categoría en el blog más antiguo de los dos. Y así nació “El rincón literario de Thor y Kira” el 11 de abril de 2014.

Gracias a todos lo que hacéis posible que continúe escribiendo porque sin vosotros esto no tendría sentido.

Como os podéis imaginar, los perros de la foto son Thor y Kira. No me importa que la imagen no tenga que ver con el contenido del blog porque para mí ellos son una fuente de inspiración y grandes compañeros de mis días de lectura y escritura.

Redundancia

Redundancia es una palabra que en principio no tiene complejidad alguna en cuanto a su significado. La RAE la define así:

Del lat.redundantia.

1. f. Sobra o demasiada abundancia de cualquier cosa o en cualquier línea.

2. f. Repetición o uso excesivo de una palabra o concepto.

3. f. Cierta repetición de la información contenida en un mensaje que emite, a pesar de la pérdida de una parte de este, reconstruir su contenido.

Según esta definición, podemos decir que la redundancia no aporta nueva información sino que repite la quue ya contiene la palabra o el mensaje.

Algunas repeticiones comunes en la lengua son: subir arriba, bajar abajo, entrar dentro, salir fuera, hueco por dentro… Seguro que conoces muchas más, aunque hay bastantes que usamos en el día a día y que no parecen tan claras, como por ejemplo: lo vi con mis propios ojos, todos eran miembros de una misma familia, lo echaron de su propia casa, colaborar juntos, te lo vuelvo a repetir, ven aquí

Hay palabras a las que no es necesario añadir ninguna otra porque su signifcado ya contiene toda la información. Algunas de ellas son:

-Abajo suscrito: suscribir es escribir abajo.

-Accidente fortuito: un accidente ya es fortuito.

-Aterido de frío: aterido es entumecido por el frío.

-Beber líquidos: beber significa ingerir un líquido.

-Cita previa: una cita siempre tiene que haber sido acordada con anterioridad.

-Completamente abarrotado: abarrotado significa lleno, completo, saturado.

Es cierto que a veces somos coonscientes de su uso y añadimos la expresión “valga la redundancia”, aunque eso no justifica el uso erróneo de la lengua.

Sin embargo la redundancia es un recurso literario, sí, también se llama pleonasmo, de hecho en los análisis de textos que hacía en cuando estudiaba usábamos esta palabra para referirnos a este fenómeno.

Foto de karabanchel.com

Foto de karabanchel.com

El pleonasmo es una figura retórica que consiste en añadir palabras que no son necesarias a una frase con el fin de dar más fuerza a la expresión. ¿Dónde podemos ver uno que muchos conocemos? En la obra Manolito gatofas de Elvira Lindo, en la que la escritora pone en boca del niño el pleonasmo “mundo mundial”:

La sita Asunción, fuera de sus casillas, dio tres punterazos en la mesa y eso nos hizo acordarnos en masa de que estábamos en el colegio, en una clase y con una sita despiadada: la sita Asunción. Mi sita dice que da los punterazos en la mesa para desahogarse. En el fondo lo que a ella le gustaría sería darlos sobre cabezas humanas, lo que pasa que tiene la mala suerte de que ahora se lo prohíbe la Constitución española. «Si no fuera por la Constitución -dice a veces mi sita Asunción-, ibais a estar más tiesos que unas velas del Santo Sepulcro.» Mi sita Asunción dijo que nada de supermanes, ni de hombres arañas, ni de bellas ni de bestias; que teníamos que demostrar a Carabanchel, a España, a Estados Unidos y al planeta Tierra que éramos unos niños buenas personas, que luchábamos por la paz del Mundo Mundial y que ella había pensado que nos íbamos a vestir los treinta niños bestias que somos de palomas de la paz.

Fragmento del capítulo dedicado a “La paz mundial”.

Tan real como la vida misma

Yehuda Adi Devir es un ilustrador de cómics de Tel-Aviv que se dedica a crear personajes.

Entre sus ilustraciones, ha ideado una serie de viñetas en las que refleja el día a día con su esposa, Maya. Las situaciones domésticas más cotidianas sirven a este artista de inspiración y dan rienda suelta a su imaginación. Es una maravilla ver el tono jocoso que consigue sacar a esos momentos.

Fuente: Facebook, Instagram y web del artista.

 

 

“Fariña”, el libro prohibido

No sé si será cierta o no la noticia de que este libro ha sido secuestrado, lo han retirado de las librerías, etc., pero como estrategia de marketing es muy buena, tanto para la novela como para la serie, y todo lo que salga alrededor de esta historia.

En cualquier caso, y a colación de esta posible censura, ha llegado a mis manos “Finding Fariña”, una web en la que gracias a una herramienta de búsqueda de palabras se encuentra el contenido de Fariña en El Quijote. ¿Será verdad? No lo sé porque no he leído la obra prohibida. En cualquier caso, aquí tenéis el enlace, por si os interesa. A mí me resulta curioso.

La idea es del Gremio de Librerías de Madrid, y la web está disponible en español e inglés.

Finding Fariña: https://findingfarina.com/

Foto de Margalida Ramon

Foto de Margalida Ramon

 

Reto cinco líneas – Marzo 2018

reto-5-lineasEste mes Adella nos propone escribir el micro utilizando las palabras señora, leve y árboles.

Mi aportación es la siguiente:

La leve brisa que venía del mar hizo que TyK sintiera un escalofrío que le recorrió todo el cuerpo. Más tarde, al ver a aquella señora paseando entre los árboles, se dio cuenta de que allí no había mar, no había árboles, no había camino para pasear… ¿Qué le había sucedido? ¿Qué es todo aquello que le estaba pasando?

¿Cómo? ¿Aún no sabes de qué va este desafío? Pincha aquí, anda, y entérate de todo.

El plural expresivo

¿Alguna vez te has preguntado por qué decimos “buenos días” cuando en realidad nos referimos a un solo día?

Es el tipo de plural que en español llamamos plural expresivo y que se utiliza para expresar intensidad en vez de cantidad, y en muchos casos también es para añadir énfasis a lo que decimos. De entre los idiomas más hablados y cercanos al español, solo nosotros utilizamos la forma plural: Bon dia (catalán), Good morning (inglés), Bonjour (francés), Buongiorno (italiano), Guten morgen (alemán)… siguiendo esto, en español deberíamos decir “buen día”, aunque es cierto que lo podemos haber escuchado, sin embargo su uso no está tan extendido y, a mí personalmente me rechina, a no ser que la frase sea “que tengas un buen día”.

Hay quienes piensan que su origen viene del español antiguo porque el saludo era “buenos días nos dé Dios”, refiriéndose a todos los días, no solo a este en cuestión. Defienden que la expresión se fue acortando, imagino que por aquello de la economía del lenguaje, y su significado pasó a ser el saludo de cada día.

Aparte de los saludos durante el día (“buenas tardes”, “buenas noches”), usamos más plurales expresivos de los que pensamos, pero no nos damos cuenta porque los aprendemos desde pequeños y no nos paramos a pensar demasiado en ellos; sin embargo para un extranjero que esté aprendiendo español, esto se puede convertir en un auténtico quebradero de cabeza.

Algunos ejemplos son: “felicidades”, “muchas gracias”, “hacer las paces”, “dale recuerdos de mi parte”, “te mando saludos”, “mis condolencias”, “felices fiestas”, “cambiar de aires”… ¿A que te vienen más a la cabeza?

Os dejo con el estupendo poema de Pablo Neruda, “Buenos días, ¿puedo pasar?” recitado por él mismo.