¿Crees que ya no tienes edad para publicar tu primera obra?

Autores de renombre publicaron sus primeras obras cuando estaban a punto de cumplir los 40 años, muchos incluso ya los habían pasado de sobra. Si eres de esos escritores que se ve mayor para publicar por primera vez, no te rindas. Mira cuándo les llegó la oportunidad a estos, seguro que conoces y has leído las obras de muchos de ellos:

img_1324

  • Toni Morrison: Ojos azules (1970), estaba a punto de cumplir los 40 cuando publicó est novela que la narra la historia de una niña negra que quería tener los ojos azules que veía en las muñecas de las niñas blancas.
  • Mark Twain: en 1865 tenía 30 años y publicó La célebre rana saltadora del distrito de Calaveras, un cuento de humor que salía en un semanario neoyorquino. Pero su consolidación le llegó con Las aventuras de Tom Sawyer en 1876, a la edad de 41 años.
  • J. R. R. Tolkien: le llegó el éxito a la edad de 62 años cuando publicó El señor de los anillos (1954), que fue ideada como una secuela de El hobbit, pero que acabó convirtiéndose en una historia mucho más extensa, de más alcance y bastante atractiva para el público.
  • Henry Miller: después de varias obras que no fueron bien acogidas, publicó Trópico de Cáncer en 1934 a la edad de 43 años, y cinco años después tuvo otro éxito con Trópico de Capricornio.
  • Raymond Chandler: a los 51 años publicó El sueño eterno (1939), una novela negra mediante la que presentó a su personaje más conocido, el detective Philip Marlowe.

Hay muchos otros escritores que alcanzaron el éxito a una edad avanzada: Marcel Proust, Harriet Doerr, Laura Ingalls Wilder… Así que no desistas, puede que el reconocimiento de tu obra esté pasada la barrera de los 40.

 

Anuncios

“Private Investigations” de Dire Straits

Foto de Wikipedia

Foto de Wikipedia

Una vez más traigo a este blog a mi grupo favorito, Dire Straits. En la anterior ocasión hablé de su canción Lady Writer, inspirada en la escritora Marina Warner; y esta vez traigo Private Investigations, una canción del disco Love over Gold, que más tarde apareció en Money for Nothing y Sultans of Swing: The Very Best of Dire Straits, y, por último, en el recopilatorio al que dio nombre: Private Investigations: The Very Best of Dire Straits & Mark Knopfler.

Esta magnífica y larga canción llegó a estar en el nº 2 de las listas de Reino Unido, fue utilizada en la película Comfort and Joy (1984) de Bill Forsyth y para publicidad en 1994.

Los acordes, la letra, cómo empieza y cómo va creciendo y metiendo al público en la trama que va a desarrollar. Es un temazo que no está entre los que más se escuchan cuando se pinchan canciones de Dire Straits, pero que nada tiene que envidiar a otros mucho más conocidos.

Al parecer Mark Knopfler se inspiró en las novelas de Raymond Chandler para escribir esta canción. Y tiene sentido dado que se trata de un autor de novela negra estadounidense, su estilo es irónico y cínico con diálogos muy ingeniosos. Entre sus obras destacan El sueño eterno, su primera publicación mediante la que dio a conocer al detective Marlowe; y El largo adiós, una reflexión sobre el amor, la lealtad y la amistad que se desarrolla en el entorno de unos crímenes de la alta sociedad de California.