“Neurogénesis” de Lluvia Beltrán

Hace casi tres años que compré esta novela, aunque estaba segura de que no la leería hasta un tiempo después, no sabía cuánto. Sin embargo, sí tuve la ocasión de hacerle una pequeña entrevista a la autora, que para eso somos amigas y tengo que sacarle partido ja ja. Así que si quieres conocer un poco más a Lluvia Beltrán, y además te apetece saber algunos detalles de Neurogénesis que no voy a comentar en esta entrada, lee la publicación titulada “La escritora más de cerca: Lluvia Beltrán” en este mismo blog.

Y por fin llegó el día.

IMG_0096

Foto de Estefanía Alfonso

Muchas son las entradas que he leído en diferentes blogs sobre esta novela a lo largo de estos algo más de tres años que hace que se publicó, y, honestamente, no recuerdo ninguna negativa. Tranquila, Lluvia, esta tampoco lo será.

Es la segunda novela en papel que leo de esta autora, la primera fue Fotografiar la lluvia, de la que también escribí una entrada. Fue un post original, que nada tiene que ver con la típica reseña de cualquier lectura, en este blog no se hace eso porque opino que los que quieran saber de qué va un libro que lo lean, yo no voy a resumirlo, simplemente daré mi opinión y destacaré lo que me haya llamado más la atención.

DievuTgX0AAGrXg.jpg large

Foto de Estefanía Alfonso

Recuerdo que de la primera novela que leí dije que “El estilo es sencillo y quizás no está aún muy marcado dado que estamos hablando de una escritora novel”, ¿sigue siendo una escritora novel? No lo sé, pero sí he notado un cambio, qué digo, un gran cambio. En esta ocasión veo una narración más madura, y me he fijado bien ya que, a petición de la propia autora, he leído la novela lápiz en mano ya que me dijo que tiene en mente reeditarla y que acepta las sugerencias, así que me puse manos a la obra. ¡Nunca mejor dicho!

Las cosas que he encontrado en esta lectura tan concienzuda las dejo para Lluvia y para mí, lo siento, pero eso queda en la parte privada. En cuanto a lo demás, como he indicado en el párrafo anterior, Lluvia ha madurado, ha crecido como escritora y eso me encanta porque la veía capaz de superar su primera obra y aquellas historias cortas que he tenido ocasión de leer, y sí, lo ha conseguido. ¡Enhorabuena! Noto ese crecimiento a la hora de construir los personajes: el vínculo entre unos otros, la presentación al lector, sus apariciones y desapariciones en la trama, los diálogos y las descripciones.

Por otro lado, esa madurez también queda latente en la estructura de la obra, me refiero a su distibución en capítulos y cómo estos se dividen a su vez. Están bien marcadas las diferencias, los cambios de escenario, de época, de trama, incluso de personaje. Esto hace que seguir la narración sea fácil para el lector y no haya necesidad de saber de qué se estaba hablando cuando se retoma una de las historias.

Hay dos frases que han llamado especialmente mi atención: “No voy a seguir luchando por un pueblo que trata de robarme mientras estoy debilitada” (al final del capítulo 16) y “Una nueva lucha acaba de empezar”, con la que la escritora cierra la novela. En mi opinión ambas frases están cargadas de significado y definen a la perfección esa lucha política, económica, social, sanitaria, cultural que refleja la novela a través de su protagonista, la chica de los ojos verdes cuyo nombre no voy a desvelar.

Las palabras en ambas frases encierran un pensamiento relacionado con la ideología del personaje principal que se puede trasladar a cualquiera que haya vivido una situación de injusticia, no tiene por qué ser exactamente la misma que se narra en la novela.

Para terminar, el relato en sí me ha gustado, me refiero a la historia que se cuenta a través de los distintos personajes y la relación existente entre ellos. Se refleja una realidad que parece lejana, pero que no lo está tanto, es verdad que en la novela podemos verla un poco exagerada, pero ¿quién dice que eso no esté sucediendo en alguna parte?

 

Anuncios

El diario de Anne Frank

He tenido el placer de leer esta historia en dos ocasiones. La primera de ellas fue hace nueve años, cuando compré la novela de género narrativo; mientras que segunda ha sido hace unos meses, cuando una amiga me prestó la novela gráfica.

¿Qué lectura me ha gustado más?

Ambas, porque en la segunda no se ha perdido la esencia de la historia narrada en el diario.

Mucha gente piensa que los cómics no son un trabajo serio, que no son obras como las de cualquier otro género literario, y yo no lo entiendo.

Un tebeo es una obra literaria que, además del contenido escrito, tiene el gráfico. Las ilustraciones enriquecen el texto que lógicamente es más breve que en narrativa, pero ahí está lo fabuloso de este género.

En el caso de esta historia, hay un estupendo trabajo de documentación y eso no solo se nota en los textos, en los diálogos entre los personajes, o en los propios pensamientos de la protagonista, sino también en las magníficas ilustraciones que ayudan a poner cara a todos los personajes, a entenderlos, a imaginarnos situaciones y a comprender la trama de mejor forma.

img_1100

Contestando de nuevo a la pregunta que me he planteado vuelvo a decir que me han gustado ambas, porque las he leído en épocas diferentes de mi vida y, por lo tanto, las he interpretado de maneras distintas cada vez. Digamos que el mensaje me ha llegado de dos formas.

Pero quiero hacer hincapié en que la novela gráfica, a pesar de ser más breve en cuanto al texto, ha sabido respetar las partes más importantes de la trama por lo que, en mi opinión, la adaptación es magistral.

En cuanto a la temática, las dos obras tocan los puntos que Anne describe en su diario: ella es una chica popular venida a menos debido a las leyes nazis, el deterioro de los judíos usando como ejemplo su propia familia, la continua comparación que hace de sí misma con su hermana.

La mejora de Anne en su escritura con el paso de los años también se refleja en la novela gráfica, es por ello que los autores, Ari Folman y David Polonsky, han decidido dejar intactas algunas páginas del texto original, sacrificando de esta manera la ilustración de las mismas. Pero esto ha valido la pena, desde mi punto de vista, ya que enriquece, aún más si cabe, su trabajo como autores de cómics.

 

 

“Fariña”, el libro prohibido

No sé si será cierta o no la noticia de que este libro ha sido secuestrado, lo han retirado de las librerías, etc., pero como estrategia de marketing es muy buena, tanto para la novela como para la serie, y todo lo que salga alrededor de esta historia.

En cualquier caso, y a colación de esta posible censura, ha llegado a mis manos “Finding Fariña”, una web en la que gracias a una herramienta de búsqueda de palabras se encuentra el contenido de Fariña en El Quijote. ¿Será verdad? No lo sé porque no he leído la obra prohibida. En cualquier caso, aquí tenéis el enlace, por si os interesa. A mí me resulta curioso.

La idea es del Gremio de Librerías de Madrid, y la web está disponible en español e inglés.

Finding Fariña: https://findingfarina.com/

Foto de Margalida Ramon

Foto de Margalida Ramon

 

Asesinato en el Orient Express

hercule-poirot-1986535_960_720Hace muchos años que leí esta fantástica novela de misterio de Agatha Christie, de hecho en mi infancia y juventud, leí todos los libros de esta autora que cayeron en mis manos. Me fascina, aún a día de hoy me sorprende esa manera de mantener el suspense, cómo de una forma magistral ella hace que el lector se involucre en la trama y esté completamente metido en su historia. Y esto es en parte gracias al personaje del detective Hércules Poirot, quien con sus frases, sus averiguaciones y deducciones mantiene la intriga en todo momento, incluso cuando parece que el crimen está resuelto, es capaz de volver a enganchar al lector dando un giro al argumento.

Una curiosidad en torno a esta novela es que en Inglaterra se publicó con su título original, Murder on the Orient Express, en 1934, y ese mismo año en EE.UU. se publicó bajo el título de Murder in the Calais Coach. Esto se debió a que la novela de Graham Green Stamboul Train (1932) allí se publicó como Orient Express, de esta manera evitarían una confusión entre ambas obras.

Esta novela ha sido llevada al cine y a la televisión en diferentes ocasiones, aunque hasta ayer yo no habá visto ninguna. Como digo, anoche vi la adaptación al cine de 2017, con un impresionante elenco, fue lo que más me llamó la atención al principio. Después he visto que es una buena película, salvando las distancias con el libro y con otras representaciones.

Hay otra película del año 1974, una película para TV de 2001, una serie de 1989 y un juego de PC estrenado en 2006. Las películas se llaman todas como la novela, Asesinato en el Orient Express, sin embargo la serie se titula Agatha Christie’s Poirot, y el juego The Adventure Company.

A pesar de conocer la trama, la película ha mantenido mi intriga hasta el final, con un desenlace magistral a la altura de la novela, aunque sigo prefiriendo la novela.

“Beatriz y los cuerpos celestes”, Lucía Etxebarría

img_2357Para la segunda letra E del reto Autores de la A a la Z 2016 he escogido a Lucía Etxebarría, es la primera vez que leo un libro de esta autora, y eso que tengo dos: Beatriz y los cuerpos celestes y Amor, curiosidad, prozac y dudas, ninguno los he comprado, me los han regalado. Entre ambos me he decidido por Beatriz y los cuerpos celestes porque gracias a él la autora ganó el Premio Nadal en 1998, y también porque con la otra novela fue acusada de plagio, y la verdad es que no me apetece investigar sobre ese asunto, quizás alguien piense que no es necesario tratar ese tema, sin embargo si la obra está envuelta en eso considero que debo comentarlo.

El estilo de Etxebarría es sencillo, utiliza un vocabulario fácil de entender y que llega al lector. Los temas más recurrentes en su obra son la mujer como parte de la sociedad actual, el feminismo, la sexualidad, la maternidad, los estereotipos y las relaciones sociales. Todos ellos tan amados como odiados por estudiosos del tema en diferentes ámbitos.

img_2358

Beatriz y los cuerpos celestes es la segunda publicación de Lucía Etxebarría, primero se tituló Tierra de por medio, al parecer el título definitivo hace referencia a la órbita cementerio, que, explicado de forma sencilla, es aquella a la que van los satélites al final de su vida con el fin de disminuir las colisiones con otros que aún desempeñan sus funciones.

El periódico “El Mundo” la incluyó en la lista de las 100 mejores novelas en español del s. XX. A través de esta obra y de la protagonista, la escritora nos lleva desde el presente hasta el pasado con el fin de explicar las distintas etapas vitales por las que se pasa en la evolución.

Los temas principales son la sexualidad, las drogas y el amor, y a través de ellos llegamos a una evolución sentimental bisexual poco tratada anteriormente. La protagonista mantiene relaciones heterosexuales y homosexuales, además de ser una drogadicta.

Parece ser que tanto su primera novela como esta tienen tintes autobiográficos y son de temática feminista, con lo que al parecer la autora se identifica de lleno.

“La verdad sobre el caso Savolta”, Eduardo Mendoza 

img_2310La verdad es que tenía muy claro que dedicaría una entrada a Eduardo Mendoza en alguna de las dos letras M del reto Autores de la A a la Z 2016, y he de reconocer que no ha sido la primera porque no podía elegir entre las cuatro novelas que tengo: Riña de gatos, Una comedia ligera, La ciudad de los prodigios o La verdad sobre el caso Savolta, finalmente me decidí por esta última por tres motivos principales: no la había leído, es la primera novela que publicó y hace unos días en un programa de TV dedicado al cine hablaron sobre ella porque iban a poner la versión cinematográfica de esta obra, así que evité verla y tomé la decisión de leerla previamente.

Antes de entrar en materia, desde aquí quiero felicitar a Mendoza por haber ganado el Premio Cervantes 2016, otorgado el pasado 30 de noviembre. Pero este no es el único reconocimiento que ha recibido, en 1976 recibió el Premio de la crítica por La verdad sobre el caso Savolta, en 1987 el Premio Ciudad de Barcelona por La ciudad de los prodigios, en 1998 el Premio al mejor libro extranjero en Francia por Una comedia ligera, en 2010 el Premio Planeta por Riña de gatos, y un largo etcétera. Escribiendo este párrafo me he dado cuenta de que las cuatro obras que tengo han sido galardonadas.

img_2311Este autor barcelonés nos deleita con un lenguaje sencillo en el que deja entrever el uso de cultismos mezclado con la jerga callejera más popular, y esto se debe a que a menudo sus personajes son marginales. Aunque Mendoza ha escrito mayormente novelas, y de hecho es más conocido por ellas, también tiene publicaciones en géneros como el ensayo, el teatro y el relato.

La verdad sobre el caso Savolta es su primera publicación (1975), aunque el título original fue Los soldados de Cataluña, pero la censura lo obligó a cambiarlo. La obra está ambientada en la ciudad de Barcelona en el año 1918, época en la que los levantamientos de los obreros hacen temblar a la clase burguesa hasta tal punto que estos deciden contratar asesinos a sueldo para aplicar la justicia por su propia mano. Todo ello está narrado desde cierto sentido del humor, un humor algo sarcástico que da un toque muy interesante a la trama.

La variedad de personajes aporta una visión global muy acertada de la sociedad de la época y de cómo se relacionaban las diferentes clases. Javier Miranda es el protagonista, y se describe como el antihéroe.

En 1979 Antonio Drove y Antonio Larreta la adaptaron al cine con el mismo título, y fue una coproducción entre España, Francia e Italia. También se han llevado al cine otras obras de Eduardo Mendoza como La cripta en 1981 dirigida por Cayetano del Real, en 1999 Mario Camus dirigió La ciudad de los prodigios, y Jaime Chávarri dirigió en 2004 El año del diluvio (coproducción entre España, Francia e Italia).

“Vergüenza” de Salman Rushdie

img_2289Salman Rushdie es un controvertido escritor británico de origen hindú. El hecho de ser conocido como polémico viene a raíz de la publicación de su obra Los versos satánicos, en la que, según los musulmanes, Mahoma no recibe un trato correcto. Yo he leído esa obra hace unos años y no voy a dar mi opinión al respecto, primero porque no es la que he elegido para este post, y segundo porque no voy a entrar en ese terreno.

En esta ocasión la obra que he escogido es Vergüenza, una tragedia que el propio autor define como “representada por payasos, por actores que no dan la talla, y ambientada en un país ligeramente sesgado de la realidad”. Con personajes insólitos, la novela se ambienta en Q, una lejana ciudad en la frontera, donde transcurren los enfrentamientos entre Raza Hyder (que llega al poder mediante un golpe de estado) e Iskander Harappa (primer ministro, mujeriego, al que le gusta el juego), cuyas familias a la vez se ven unidas por matrimonios y encuentros sexuales llevados a cabo principalmente por los personajes femeninos.

Vergüenza es una muy buena novela en la que Rushdie una vez más nos traslada a su India natal. Al parecer el título se le ocurrió a raíz de un suceso que leyó en un periódico londinense: una joven pakistaní fue asesinada por su padre para “limpiar su vergüenza” por haber mantenido relaciones con un chico blanco.

En mi opinión, Salman Rushdie es tan venerado como odiado tanto por la crítica como por los lectores, políticos, religiosos… A mí me gustan sus obras, esta es la tercera que leo y lo cierto es que admiro su capacidad para poner el dedo en la llaga.

Nota: esta lectura corresponde a la segunda letra R del reto Autores de la A a la Z 2016.