“I am a Hero” manga y película

img_0062Una amiga me ha prestado 12 libros de I am a Hero de Kengo Hanazawa, empecé la serie con muchas ganas, aún sabiendo que el tema va de zombis y a mí eso no me va demasiado, pero al leer el primero me gustó bastante y decidí seguir. He llegado hasta el séptimo y estoy cansada de zombis, no ha resultado tan interesante como me esperaba. Puede que sea porque el primero me eganchó bastante gracias a que el protagonista es un autor de manga y en esa primera etapa de la historia hay varias citas relacionadas con este arte japonés. De hecho se genera un interesante debate entre dos de los personajes que trabajan juntos en una editorial de manga:

-Para mí elmanga es el máximo exponente de la cultura japonesa; es arte… Si una obra consigue superar la evolución y sguir siendo leída podemos decir que es un buen manga. Mejor dicho, una obra maestra.

-Pues y no estoy del todo de acuerdo… En kanji la palabra manga se escribe con los caracteres de “aleatorio” y “dibujo”. Son dibujos aleatorios, en definitiva, perecederos, pensados para una época y coyuntura particulares… Decir que el manga debe ser necesariamente contracultural y definir “obra maestra” como aquela que es leída durante generaciones me parece una lectura simplista. Siento decirlo así, pero la esencia del manga es que sea de “leer y tirar”.

Y podría seguir citando varios pasajes más, ya que la conversación entre ambos personajes sigue, es por ello que, aunque sabía que había zombis, pensé que se trataba de metaliteratura, de lo que ya hablé hace un tiempo en este blog, en cuyo caso sería “metamanga”, no sé si el término existe.

Como no ha sido así y veo que continúan los zombis, he decidido dejar de leerlo, y me da rabia porque me gusta el estilo del autor y las ilustraciones son magníficas, sin embargo tanto “muerto viviente” me agota.

Al poco de que Seren me prestara los libros, también vi la película. La he visto y abarca más o menos los primeros 5 o 6 cómics, dura dos horas y es entretenida, pero, honestamente, no es la mejor película japonesa que he visto y tampoco la de zombis. Es bastante fiel a los libros, sin embargo no me mantiene en vilo, que es lo que me encanta del cine japonés: ese suspense, ese terror psicológico… Esta película no sorprende, es muy sencillo adivinar qué pasará, y no, no tiene nada que ver haber leído los cómics porque hay infinidad de excelentes películas basadas en todo tipo de libros, incluso a veces es difícil decidir cuál de las dos expresiones atísticas es mejor, y en otras ocasiones la película supera con creces el libro.

Gracias a la lectura y a la película me he dado cuenta de que son demasiados zombis para mí, una pequeña dosis está bien, pero tanto como para una serie que me parece que va ya por el nº 16, 17 o más me resulta excesivo.

 

Anuncios

“1984: el manga” de George Orwell

IMG_1868No sé cuántas veces he leído la novela de Orwell, así que cuando empecé el reto Autores de la A a la Z 2016 sabía que la letra O sería para él, por lo que me propuse una nueva lectura de ésta o de Rebelión en la granja, otra de sus novelas que me apasiona y de la que tengo una versión ilustrada que es una maravilla. Sin embargo un buen día mi amiga, la escritora Lluvia Beltrán, compró 1984: el manga y me dije: “oye, pues se lo pido, lo leo y hago la entrada sobre el cómic” y aquí estoy. Bueno, como en este desafío estoy repitiendo letras, quizá la segunda O sea para él también con la otra obra.

No voy a hacer un resumen, porque aquellos que leéis mis entradas habitualmente sabéis que no acostumbro a hacer una sinopsis de las obras sobre las que escribo, y porque es una historia muy conocida entre los que admiramos este tipo de literatura.

Lógicamente el texto varía mucho de un formato a otro, sin embargo el tebeo es muy bueno, ha superado mis expectativas con creces.

Al igual que en la novela, el manga mantiene el caracter reflexivo y refleja muy bien los pensamientos del protagonista, así como las conversaciones entre los diferentes personajes. La editorial Herder ha sabido mantener la esencia del original, que sin duda es una de las obras cumbre de la literatura distópica.

Todos los textos, sean diálogos o no, tienen un gran sentido y, aunque lógicamente no llegan a ser tan extensos como en la novela, no quedan vacíos, no se necesitan grandes aclaraciones para que el lector pueda entender de qué se trata. Es cierto que hay algunas notas del traductor que juegan un papel importante a la hora de comprender ciertos momentos o algunas viñetas, pero no hay demasiadas, lo cual me lleva a pensar que el trabajo de traducción a español por parte de la editorial también es impecable.

No hay que olvidar que es la adaptación de una novela tremedamente compleja a un formato a priori más sencillo en lo que a textos se refiere.

Pero claro, tratándose de un cómic, quiero centrar mis comentarios en las ilustraciones no sólo por poner cara a los protagonistas, que ya se la había puesto viendo la película (la clásica en blanco y negro) no sé cuántas veces, sino también por los escenarios y la presencia constante del ojo que todo lo ve, ese Gran Hermano que controla pasado, presente y futuro.

Como no podía ser de otra manera, las ilustraciones son en blanco y negro, pero están perfectamente adaptadas a las imágenes que uno se hace en la cabeza al leer la novela, y deja de lado las que tiene si ha visto la película, al menos esto es lo que me ha sucedido a mí. Pensaba que al haber visto la película tantas veces tendría unas caras, unos escenarios y unos hechos tan marcados que serían difíciles de olvidar viendo las viñetas y tengo que decir que el trabajo de ilustración en este cómic es tan bueno que ha hecho que todo eso pasara a otro plano y dejara libre el camino para adentrarme en las ilustraciones del manga.

No quiero extenderme demasiado porque mis divagaciones sobre Orwell y la distopía pueden ser muy largas, pero sí quiero compartir unas frases y con ellas invitar a la reflexión: “La libertad consiste en poder decir que dos y dos son cuatro”, “La guerra es la paz”, “La libertad es la esclavitud” y “La ignorancia es la fuerza” son algunas de las premisas con las que el Partido controla al pueblo.

Para terminar, sólo quiero añadir que el manga es muy recomendable tanto si se ha leído la obra original como si no. Si ya has tenido la experiencia, sin duda el cómic hará más ricos tus conocimientos sobra la obra de Orwell; por el contrario, si te enfrentas a esta historia por primera vez, estoy convencida de que te entrarán ganas de saber más y cogerás la fabulosa novela.

 

“La dama de Faris”, Yamada y Mizuno

13775352_10154322666730645_7212059442088240272_nDe nuevo dedico una entrada a un cómic, el título completo es Record of Lodoss War: La Dama de Faris, de Ryo Mizuno y Akihiro Yamada, y cayó en mis manos gracias a Pitermm, quien escribió una entrada sobre este manga en su blog, yo comenté y al cabo de un tiempo nos vimos para desayunar y me trajo esta sorpresa. Gracias de nuevo.

Es un cómic muy bien escrito, pero sobre todo está magistralmente dibujado, va de menos a más a la par que avanza la historia, es decir, las viñetas van creciendo prograsivamente conforme avanza la historia. ¿De qué manera se consigue esto? Aunque parece sencillo, en mi opinión no lo es, el dibujante va añadiendo cada vez más detalles a las ilustraciones, así vemos que las primeras imágenes son más simples y poco a poco se van complicando a la par que la narración va añadiendo detalles, personajes, paisajes y otros elementos que Yamada dibuja fantásticamente. Tanto es así que en los comentarios que hay al final el propio ilustrador reconoce que “no estaba seguro de si sabría mantener el estilo todo el tiempo”.

A mí me ha conquistado esta obra porlas ilustraciones, el texto está bien, es sencillo y en mi opinión es escaso pero es justo lo que se necesita para contar esta historia. Realmente lo que da significado a la misma es el dibujo.

No voy a decir nada más sobre el manga que marcó un antes y un después en España.

Para terminaar, sólo quiero compartir este video del XVI Salón del cómic de Barcelona.

Nota: esta lectura corresponde a la segunda letra Y del reto Autores de la A a la Z 2016.

“Hideout” de Masasumi Kakizaki

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Hideout de Masasumi Kakizaki, es una obra de terror japonés. Es una novela gráfica en la que el protagonista narra los hechos sucedidos en el pasado desde el presente.

La trama en sí está bien construida, pero echo en falta otro punto de vista, el de la mujer. El personaje principal es el hombre, y los hechos están narrados desde su visión, sin embargo está también la mujer, retratada como cruel y egoísta, pero sin nada más, es decir, que podía ser perfectamente sustituida o incluso eliminada del relato. Al tener sólo la perspectiva del personaje masculino, pienso que la historia es incompleta y muy simple; con la visión femenina ganaría más sin duda alguna.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Hablando de las ilustraciones, he de decir que aquí sí me ha ganado, ya que los juegos de blancos y negros, las imágenes de movimientos, y las mezclas de claros y oscuros consiguen meterme en la trama.

Otro de los detalles que me gustan, y que cada vez se da con más frecuencia en las editoriales que publican manga en un idioma que no es el japonés, es que se mantiene el formato del libro, es decir, se lee de derecha a izquierda, al revés que los occidentales.

Para terminar quiero hablar un poco del autor. Kakizaki se inició en el manga en 2001, y a partir de ahí ha escrito obras como Two Tops (2001), Gene-X (2001-2002) en colaboración con Kentaro Fumitsuki, Rainbow (2003-2010) en colaboración con George Abe, Kansen Rettō (2008), Hideout (2010, es la que nos ocupa), Bestiarius (2011, creo que aún no está publicada), Green Blood (2011-2013).

El propio autor se considera admirador de la cultura de occidente, así reconoce que Hideout tiene alguna influencia de El resplandor de Stephen King.