¿Por qué huelen bien los libros viejos?

Siempre me he preguntado de dónde viene ese olor tan agradable de los libros viejos, hasta que hace unos días me dio por investigar un poco y descubrí que se debe a la lignina.

Se trata de un polímero orgánico muy importante en la formación de las paredes celulares de las plantas, sobre todo en las cortezas y la madera. Algunas de sus características son la rigidez, el aroma que desprende, el hecho de no pudrirse con facilidad y su fuerte resistencia al ataque de microorganismos.

Es el polímero más abundante del mundo vegetal.

Cuando la lignina se oxida da lugar a ese tono amarillento de las hojas de los libros, y además desprende más olor.

La cabaña del tío Tom de Harriet Beecher-Stowe

“La cabaña del tío Tom” de Harriet Beecher-Stowe, edición 1967