Día del libro 2015

Juan Goytisolo Foto de Xulio Formoso

Juan Goytisolo
Foto de Xulio Formoso

El Día del libro es una fecha muy importante ya que con él se trata de fomentar la lectura, también proteger la industria editorial y los derechos de autor.

Por si hay alguien que no lo sepa, este día, el 23 de abril, se conmemora la muerte de tres grandes escritores: Cervantes, Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega (el único que falleció realmente este día según nuestro calendario). No me voy a centrar en los motivos ya que los expliqué en un post publicado este mismo día en 2014, en el que también di una serie de datos curiosos sobre las tradiciones en torno a esta fecha.

En esta ocasión quiero compartir otra información interesante, esta vez relacionada con las capitales mundiales del libro. La UNESCO en 2001 declaró Madrid como Capital mundial del libro, y desde entonces cada año hay una ciudad que recibe este nombramiento. El listado desde aquel año hasta la actualidad es el siguiente:

2002 Alejandría, en Egipto.

2003 Nueva Delhi, en India.

2004 Amberes, en Bélgica

2005 Montreal, en Canadá.

2006 Turín, en Italia.

2007 Bogotá, en Colombia.

2008 Ámsterdam, en los Países Bajos.

2009 Beirut, en Líbano.

2010 Liubliana, en Eslovenia.

2011 Buenos Aires, Argentina.

2012 Ereván, Armenia.

2013 Bangkok, Tailandia.

2014 Port Harcourt, Nigeria.

2015 será Incheon, Corea del Sur.

Por otro lado, es el 23 de abril el día en el que se entrega el Premio Cervantes, el mayor galardón para los autores hispanos, que este año ha recaído en Juan Goytisolo, a quien rindo un pequeño homenaje con la foto que ilustra este post.

Finalmente, sólo quiero añadir que debemos hacer más cosas por el fomento de la lectura, inculquemos este hábito a los niños y los no tan niños, es una manera muy bonita de educar a la sociedad, de salvarla de esta ignorancia en la que está cayendo a velocidad de vértigo. ¿Cómo colaboro yo? Aparte de leer mucho y de escribir tanto o más en este blog, formo parte de una Campaña por el fomento de la lectura de la cual podéis encontrar más información aquí, en esta ocasión este día tan especial para los que amamos la literatura me ha pillado en plena colaboración con el Gremio de libreros de Mallorca.

Gracias a mis padres, hermanos y profesores por haber hecho de mí la lectora que soy.

Anuncios

Mi Día del libro 2014

En mi caso sería más acertado decir “mis días de los libros” por dos motivos: uno porque no recuerdo un solo día de mi vida sin leer, de hecho dedico entre 1 y 2 horas diarias a la lectura, más cuando tengo libres. Seguro que alguien dice “¿y si te vas de viaje y estás de vacaciones por ahí visitando sitios?” pues también porque leo en los trayectos y por las noches.

La segunda razón de este plural está relacionada con “los libros” porque siempre tengo tres o cuatro en marcha, eso sí, de temas variados y estilos completamente diferentes: por ejemplo ahora tengo una novela de realismo mágico, otra de investigación real mezclada con ficción, una contemporánea y un ensayo sobre política. Ahí queda eso.

Dicho esto, me voy a centrar en el pasado Día del libro, aunque los acontecimientos se han extendido a varios días.

El sábado anterior a la fecha había participado en #SantJordienAmart, Amart es la tienda de unos amigos, y habían organizado un bookcrossing, por lo que fui a dejar mi ejemplar. Allí había quedado con unas amigas que también iban a dejar sus libros con el mismo fin que yo, y la idea era irnos después a tomar algo, charlar, etc. Y tras esto, el miércoles siguiente, Día del libro, quedé con una de ellas para desayunar y recoger nuestro ejemplar.

Cuando Kira y yo llegamos a la tienda a la hora acordada, resultó que ésta abre media hora más tarde, por lo que avisé a mi amiga para vernos en otro sitio y de paso ir a los stands de la Plaza Mayor a echar un ojo a la literatura expuesta, cuando de repente ella se para y me dice “mi novela”… “está allí”, se trataba de la parada de una conocida librería de Palma. Daba la casualidad de que yo la había encargado en esa misma librería unos 10 días antes y estaba a la espera de que me avisaran para ir a recogerla. Mi amiga, Lluvia Beltrán, se acercó emocionada a fotografiar su libro, momento que aproveché para hablar con el librero sobre mi encargo y para sacar una foto a Lluvia mientras ella le hacía una a su novela. La verdad es que fue emocionante, aunque a algunos les parezca una chorrada, pero a mí me gustó mucho vivir ese momento con ella y, además, comprar mi ejemplar de la obra estando en compañía de su autora.

Más contentas que unas castañuelas, nos fuimos a recoger nuestros libros del bookcrossing y a tomar un desayuno. Después le pedí que me firmara el libro, momento que también fotografié, y más tarde quise obsequiarla con un pequeño montaje al que llamé “Mi kit de #Fotografiarlalluvia”, que así se titula su novela.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Ella me pidió una fotografía en la que saliéramos Kira y yo con su libro, a lo que le contesté que ella nos hiciera algunas y eligiera la que más le gustara.

Pasó el resto de la semana y volvimos a quedar el sábado junto con otra amiga y mi perra, Kira. Las cuatro estábamos pasando la tarde cuando decidimos que nos hiciera la foto antes de que se terminara de ir el Sol, y así pasó, una foto que me gusta mucho y encima hecha por la autora del libro que tengo en la mano.

Foto de Lluvia Beltrán

Foto de Lluvia Beltrán

Después de esto, alguien a quien conozco desde hace muchos años, a quien quiero muchísimo y me consta que él a mí también, me había pedido que nos viéramos para darme “unas cosillas”, y no me pudo dar nada mejor que todo esto.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Sí, son 5, cinco libros que me encantan, aunque en la imagen hay 6 porque es una novela en dos tomos. Dos de ellos los he leído, pero me da igual, él sabe que los he leído y que me apasionan y quiso obsequiarme con estas joyas. Gracias de nuevo. ¡Cómo me conoces granuja!

Y con este colofón terminó mi semana del libro.

23 de abril: Día internacional del libro

Como no podía ser de otra manera, en este blog estaba obligada a escribir sobre este día, aunque he de reconocer que a mí los días internacionales de lo que sea no me parecen nada fuera de lo común, pero al menos éste fomenta la lectura y, por ende, la cultura, a ver si así conseguimos cambiar un poco el camino que está tomando la sociedad, que va en picado hacia un analfabetismo peor que el de siglos pasados.

Pero bueno, me voy a centrar en lo que quiero compartir en una fecha como la de hoy.

En vez de Día internacional del libro o Día del libro, muchos a este día lo llaman San Jorge o Sant Jordi, según donde sea, y los actos celebrados en la mayoría de sitios giran en torno a la literatura. Pero quizás haya personas que no sepan otras cosas.

Mucha gente relaciona este día con el fallecimiento de Cervantes, Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega, pero ¿sabíais que…?

-Miguel de Cervantes en realidad falleció el 22 de abril de 1616 en Madrid, y fue enterrado el 23.

-William Shakespeare murió el 23 de abril de 1616 también, pero según el calendario Juliano, lo cual quiere decir que, de acuerdo a nuestro calendario murió el 3 de mayo.

-Inca Garcilaso de la Vega murió el 23 de abril de 1616, sí, aunque los tres perecieron el mismo año, en realidad fue el único que murió este día. Ah por cierto, que nadie piense que este señor es nuestro Garcilaso de la Vega porque se equivoca, aunque ambos hayan sido escritores.

Pero también hay otros autores importantes que fallecieron este día:

-William Wordsworth en 1850. Fue uno de los poetas más destacados del romanticismo inglés.

-Josep Pla, quien falleció en Llufríu en 1981. Escritor y periodista español que publicó tanto en castellano como en catalán.

Por otro lado, vamos con algunos datos llamativos. La tradición más arraigada y conocida es regalar la rosa a las damas y el libro a los caballeros ¿sabéis de dónde viene? Mucha gente sí, sobre todo aquellos de cultura catalana, pero quizás para otros no sea tan conocida la historia:

El reino de la Capadocia era atacado por un dragón. Sus habitantes vivían con un miedo tal, que decidieron entregarle cada día dos corderos a ver si así podían calmar su hambre y evitar que asaltara su pueblo, lo cual hizo que poco a poco los animales se fueran extinguiendo, así que optaron por ofrecerle un animal y un ser humano elegido al azar de entre los vecinos del reino. Parece ser que un día la persona elegida fue la princesa (aunque hay quienes varían un poco esta historia, pero a mí me la han contado así), ella iba de camino a la cueva del dragón cuando se encontró con el caballero Jorge, quien tras una lucha encarnizada logró matar a la fiera con su espada. Cuenta la leyenda que de la sangre derramada del cuerpo del dragón brotó una rosa que el caballero entregó a la princesa. El rey quiso ofrecer todo tipo de riquezas a Jorge pero él prefirió entregarlas a los pobres del pueblo, así que construyeron una iglesia en su honor.

Actualmente veo que recibimos tanto la rosa como el libro, ¿por qué? Se me ocurre pensar que el motivo es que las mujeres antes eran analfabetas, sólo estaban preparadas para cocinar, llevar la casa y labores similares, mientras que el hombre sí tenía la oportunidad de estudiar. Pero me resulta curioso que en estos tiempos la mujer sí reciba el libro y la rosa, y sin embargo la mayoría de los hombres sólo reciba el libro, aunque he de decir que he regalado rosas a chicos, pero no es lo normal y hay quien mira con cara extrañada. Quizás no estamos tan lejos de la historia del caballero, la princesa y el dragón, aunque vayamos por otro camino.

Esta tradición está muy vinculada a Baleares, Cataluña y Comunidad valenciana, aunque se ha extendido a otras comunidades.

Otro apunte curioso lo tenemos en Santurce: esta conocida población vizcaína (“Desde Santurce a Bilbao…” como dice una canción), debe su nombre a San Jorge también, que llegó a ser Santurce por una evolución de la lengua romance al euskera, este detalle es muy peculiar en la sociedad vasca, es más, hay datos históricos que atribuyen el nombre a un asentamiento de monjes ingleses que construyeron una iglesia en este pueblo. De hecho, San Jorge es el patrón de Inglaterra, el 23 de abril es uno de los días más importantes para ellos.

También quiero añadir que San Jorge o Sant Jordi, es el patrón de muchos sitios en España: los más conocidos son Cataluña, Baleares y Aragón; otros no tan populares como Santurce, que aunque el sitio sí lo sea la historia en torno a su nombre quizá no; y algunos completamente desconocidos para la gran mayoría, como por ejemplo Palos de la Frontera en la provincia de Huelva: Colón salió del puerto de Palos hacia las Américas y junto a la Iglesia de San Jorge está la Fontanilla, fuente de donde se abastecieron de agua para la travesía.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Para finalizar, me gustaría explicar la foto que he decidido utilizar para ilustrar este post, mediante la cual he pretendido realizar un pequeño homenaje a tres grandes: Cervantes, Wordsworth y Shakespeare.

La primera es el archiconocido comienzo de El Quijote, para mí se trata de LA OBRA por excelencia de la literatura española, y a la que le he dedicado un post en este blog no hace muchos días.

La de la izquierda es “Scorn Not the Sonnet” uno de mis sonetos favoritos de Wordsworth, ya que su temática gira en torno a la poesía y la música, de hecho nombra a diferentes autores e instrumentos musicales.

La de la derecha es el principio de la escena V de Hamlet, para mí uno de los mejores encuentros entre el fantasma y el protagonista que Shakespeare describe en la obra.

Gracias a mis padres, hermanos y profesores por haberme inculcado esta sana costumbre.