Guy Fawkes

¿Os suena este nombre? Y ¿si escribo que está relacionado con V de vendetta? Sí, sí, con el maravilloso cómic de Alan Moore y David Lloyd. ¿Tampoco?

Guy Fawkes formó parte del grupo de católicos ingleses que intentó asesinar al rey Jacobo I en la conspiración de la pólvora en 1605.

He decidido dedicarle una entrada por varios motivos. El primero es porque tuvo una estrecha relación con España, de hecho adoptó el nombre de Guido Fawkes durante su estancia aquí, donde vino tras convertirse al catolicismo con el fin de luchar en el bando de los Tercios españoles contra los protestantes neerlandeses y también para buscar apoyo para una rebelión de los católicos ingleses.

IMG_1770Por otro lado, en el terreno literario Guy Fawkes es el protagonista de la novela del mismo nombre escrita por el también británico William Harrison Ainsworth en 1841. Pero también es el personaje que inspiró la máscara del protagonista de V de vendetta, así como su cometido en la obra. Sí, esta es la estrecha relación que une al personaje histórico con el de ficción. La Máscara de Guy Fawkes fue diseñada por David Lloyd para la novela gráfica, y más tarde se hizo muy popular entre los miembros del grupo “Anonymous”, y otras agrupaciones antisistema alrededor del mundo.

Debido al intento de acabar con la Cámara de los Lores en 1605, Fawkes se convirtió en un símbolo de conspiración. El fracaso de esta hazaña dio pie a la celebración de la Noche de Guy Fawkes cada 5 de noviembre en Inglaterra, que es el objetivo del protagonista de la obra de Moore y Lloyd, de la cual no voy a descubrir mucho más porque ya le dediqué una entrada en este blog hace unos años.

 

Anuncios

“V de vendetta” de Alan Moore y David Lloyd

IMG_1770Bueno no, lo siguiente es este cómic. Para mí V de Vendetta es una obra maestra en todos los sentidos.

Me gusta tanto la ilustración como el texto. Pienso que ambos autores han conseguido llegar al máximo con esta novela gráfica, de la que sin duda la imagen que todos tenemos en la cabeza es la máscara de V, el protagonista, que tanto identifica los acontecimientos políticos, sociales y económicos de los últimos años en España y en otros lugares, ya que es la máscara utilizada por Anonymous.

El diseño de las viñetas es magistral, Lloyd hace un trabajo extraordinario y las páginas o situaciones que no tienen texto, de las que hay bastantes en el libro, hablan por sí solas; es decir, no necesitan el complemento de un bocadillo con un diálogo, un pensamiento o una descripción, sino que se bastan por sí mismas para expresar lo que los autores quieren decir en ese momento de la historia.

Como he comentado anteriormente, la máscara es sin duda el sello de esta historia, simboliza la resistencia a la tiranía y a la opresión a la que se ve sometida la sociedad. Es un símbolo de protesta, y su creador piensa que protestar es un derecho de todos que nadie debería intentar arrebatarnos. La máscara representa resistencia, de esta forma es utilizada en el cómic y con el mismo mensaje ha pasado a ser una especie de símbolo social para los que nos resistimos a ser ninguneados por un puñado de poderosos que se creen que tienen las soluciones y las respuestas a todo.

En cuanto a la trama, Alan Moore ha sabido plasmar ese mundo hostil y totalitario al más puro estilo de Orwell, Huxley o Bradbury por un lado, y por otro, muchas escenas me han recordado a la película “Blade Runner”, basada a su vez en la obra de Philip K. Dick. En cuanto al contenido, los elementos que me han ido cautivando conforme pasaba las páginas han sido las numerosas citas literarias tan perfectamente enlazadas con la trama, justo al principio hay una de Macbeth de W. Shakespeare, uno de mis escritores favoritos del Renacimiento, pero vamos, que el libro está repleto de guiños culturales, lo cual dice mucho y muy bien del nivel artístico de los autores.

Es curioso, de todos los autores mencionados anteriormente he escrito en este blog, incluso del propio Alan Moore, a quien no le gustó nada la versión cinematográfica de este tebeo, como ya comenté en el post “Alan Moore rechaza todo“. En una entrevista que 20minutos.es hizo a David Lloyd en torno al cómic le hicieron una pregunta sobre la película:

¿Colaboró en la película producida y guionizada en 2006 por los hermanos Larry y Andy Wachowski? Es una gran película pero no estuve implicado en el proyecto. Hicieron un gran trabajo, muy poderoso, que hizo aumentar los seguidores de V de Vendetta. Los hermanos Wachowski versionaron el cómic pero dan igualmente un mensaje importante a la audiencia: el de la relevancia de la individualidad dentro de una colectividad. Cuando todo el mundo se siga a sí mismo y bajo un código propio nadie caerá en la tentación del grupo. No actúes ideológicamente. Actúa por ti mismo.

V de Vendetta es una obra de hace unos años que ha pasado a estar de rabiosa actualidad debido a los acontecimientos mundiales que hemos vivido en los últimos años. De libro me quedaría con innumerables frases y viñetas, y por supuesto también me encanta el personaje de V por encima del resto, por eso elijo esta cita:

¿Pensaba matarme? No queda carne ni sangre que matar bajo esta capa. Sólo hay una idea. Las ideas son a prueba de balas.

Me parece un pensamiento fantástico y que encaja a la perfección con el simbolismo de la máscara, los movimientos sociales, las quejas… En definitiva: la resistencia.

Nota: esta lectura corresponde a la segunda letra LL del reto Autores de la A a la Z 2016.