¿Por qué huelen bien los libros viejos?

Siempre me he preguntado de dónde viene ese olor tan agradable de los libros viejos, hasta que hace unos días me dio por investigar un poco y descubrí que se debe a la lignina.

Se trata de un polímero orgánico muy importante en la formación de las paredes celulares de las plantas, sobre todo en las cortezas y la madera. Algunas de sus características son la rigidez, el aroma que desprende, el hecho de no pudrirse con facilidad y su fuerte resistencia al ataque de microorganismos.

Es el polímero más abundante del mundo vegetal.

Cuando la lignina se oxida da lugar a ese tono amarillento de las hojas de los libros, y además desprende más olor.

La cabaña del tío Tom de Harriet Beecher-Stowe

“La cabaña del tío Tom” de Harriet Beecher-Stowe, edición 1967

 

 

 

 

 

 

El abecedario de Scott Kim

kim-alphabet

Los que amamos las letras nos quedamos alucinados con estas cosas, ¿me equivoco?

He querido dedicar un espaco en mi blog de literatura a Scott Kim, ya que aquí no solo hablo de libros, sino también de cosas que me resulten interesantes literariamente hablando, y aquí es donde entran las letras, el abecedario o alfabeto.

Scott Kim es quizás uno de los más conocidos creadores de acertijos, pero sin duda lo que me atrajo de él fue el alfabeto simétrico. ¿No es una maravilla?

Kim es autor de puzzles y todo tipo de juegos relacionados con la mente, la agilidad visual, la capacidad de recordar cosas… En definitiva, trabaja para que los demás mantengamos la cabeza despierta y ejercitemos esa masa tan valiosa que tenemos dentro de ella. Es fascinante. Desde que lo descubrí estoy maravillada con su trabajo, de hecho, me ha dado pie a escribir la próxima entrada que publicaré en este blog.

Qué bonito alfabeto el que ha creado este estadounidense con raíces coreanas.

Ucronía

Imagen de La casa del libro

Imagen de La casa del libro

Para quienes no lo sepan, ucronía, según el diccionario de la R.A.E., es la “reconstrucción lógica, aplicada a la historia, dando por supuesto acontecimientos no sucedidos, pero que habrían podido suceder”.

Es un género literario al que algunos llaman novela histórica alternativa, que se caracteriza porque la trama transcurre en un mundo desarrollado a partir de un punto en el pasado en el que algún acontecimiento sucedió de manera diferente a como ocurrió de verdad. La realidad ucrónica recibe el nombre de punto Jonbar.

Un punto Jonbar es un acontecimiento relevante para la historia futura, y recibe este nombre en honor al personaje de John Barr creado por Jack Williamson para uno de sus relatos, en el que Barr generaría un mundo si elegía un imán y otro diferente si escogía un guijarro. De ahí la importancia del suceso para el futuro.

La ucronía es considerada una rama de la ciencia ficción, y en este tipo de literatura podemos encontrar numerosos puntos Jonbar a los que los autores recurren con frecuencia, como por ejemplo la no extinción de los dinosaurios, la desaparición completa de los nazis, la victoria de la Armada Invencible o la derrota de los Aliados en la Segunda Guerra Mundial, entre muchos otros.

En la literatura española los puntos Jonbar más comunes son el triunfo de los republicanos en la Guerra Civil y la victoria de España sobre EE.UU. en 1898.

Se dice que el término fue acuñado por el filósofo francés Charles Renouvier en su obra Ucronía: La utopía en la Historia en el s. XIX, y también se apunta a Tito Livio (59 a. C – 19 d. C.) como el primero en usarla en uno de los capítulos de la Historia de Roma desde su fundación.

Algunos autores y obras de este género son:

-Jesús Torbado, En el día de hoy. Narra una España en la que los republicanos ganan la Guerra Civil.

-Philip K. Dick, El hombre en el castillo. EE.UU. pierde la Guerra Mundial y queda dividido: el este sometido a Alemania, y el oeste a Japón.

-Ward Moore, Lo que el tiempo se llevó. Los confederados ganan la Guerra de Secesión.

-Vizcaíno Casas, Y si los Rojos hubiesen ganado la guerra. Basado en que los republicanos ganan la Guerra Civil.

Para terminar, podemos resumir la definición de ucronía como una novela histórica que nunca ocurrió.

Librottiglia

Imagen de librottiglia.com

Imagen de librottiglia.com

Entre mis múltiples pasiones están la literatura y disfrutar de un buen vino, así que este invento de Librottiglia me parece una idea fabulosa.

Librottiglia es una línea de vinos con un toque literario. La han creado una agencia de diseño y una conocida bodega italiana, y la palabra que se han inventado es la combinación de libro y botella en italiano.

La línea de vinos se compone de dos tintos y un blanco, y salvo por el cordel que rodea a las botellas, la etiqueta a priori parece de lo más normal, sin embargo al acercarnos vemos que se trata de un pequeño libro en el que hay un relato. El diseño es minimalista con abundancia de colores, y nos cuenta detalles de la variedad de uva, la región del cultivo, y la añada.

La agencia encargó los relatos a tres escritores y los emparejó a la perfección con su correspondiente vino. Así, la historia Ti Amo. Dimenticami (Te Amo. Olvídame) de Regina Nadaes Marques es intensa como el tinto Nebbiolo; Patrizia Laquidara escribió La Rana Nella Pancia (La Rana en la Panza) que encaja a la perfección con el otro tinto, Anthos; y el relato cómico L’omicidio (El Asesinato) de Danilo Zanelli está emparejado con el vino blanco llamado Arneis.

De momento solo están en italiano y se pueden conseguir en la página web de la marca.

 

Una tarántula con el nombre de Gabriel García Márquez

Foto de Dirk Weinmann

Foto de Dirk Weinmann

Recientemente han encontrado en Colombia una nueva especie de tarántula, y no han dudado en llamarla Kankuamo marquezi como homenaje a Gabriel García Márquez, y a un pueblo indígena de la costa del Caribe que está en peligro de extinción.

Las características de esta araña es que usa sus pelospara defenderse, lanza bolas a sus enemigos. Los científicos que han descubierto este hallazgo no sólo barajan la posibilidad de haber encontrado una nueva especie sino también un género nuevo ya que se trata de la primera tarántula en utilizar los pelos urticantes para atacar en vez de para defenderse.

En la revista Zookeys hay un interesante artículo sobre el hallazgo.

Gabo, los que te admiramos no nos olvidamos de ti.

Las aceras de Boston

Hace poco tiempo me pasaron un vídeo que me encantó, en él se ven las imágenes de algunas aceras de Boston en las que hay poemas escritos ocultos, y sólo pueden leerse si éstas están mojadas.

Es lo que han denominado “Raining Poetry”, lospoemas se encuentran en tods las esquinas de la ciudad. Se trata de un proyecto que pretende dar a conocer la rica tradición literaria de esta ciudad, en la que residieron escritores tan conocidos como Sylvia Plath y E.E. Cummings. La pintura utilizada es biodegradable, y desaparece en un período que va de seis a ocho semanas.

Quiero compartirlo porque me parece muy curioso, además de bonito y cultural.

Personajes literarios que dan nombre a patologías

No hace mucho tenía una conversación un amigo, y me dijo “tengo el síndrome de Peter Pan”, a lo cual yo respondí: “¿sabes que hay más síndromes con nombres de personajes literarios?” y le enumeré algunos. A raíz de ahí se me ocurrió escribir esta entrada.

Muchos psicólogos han utilizado los nombres de personajes literarios para las enfermedades detectadas en pacientes cuyos síntomas son similares a los que se describen en la ficción.

En esta entrada voy a nombrar diez, los que para mí son más comunes, quizás haya más que desconozco, por lo que agradecería que los incluyérais en los comentarios.

Quizás el más conocido sea el que nombró mi amigo, el síndrome de Peter Pan, que es el que sufren aquellas personas inmaduras a pesar de su edad, ésas que no asumen las responsabilidades que todos vamos adquieriendo con los años.

Peter Pan y Wendy de James Matthew Barrie.

En segundo lugar, tenemos el síndrome de Dorian Grey, es lo que tienen las personas con miedo a envejecer, las que no soportan ver la transformación de sus cuerpos con el paso de los años. También se conoce como dismorfofobia.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

El retrato de Dorian Grey de Oscar Wilde.

Otra patología es el síndrome de Alicia, que consiste en alteraciones en la forma, tamaño y situación espacial de los objetos, distorsión de la imagen corporal y del tiempo.

Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Carrol.

También tenemos el síndrome de Madame Bovary, cuyos pacientes sufren insatisfacción crónica en el plano afectivo y social. Otra manera de llamarlo es bovarismo.

Madame Bovary de Gustave Flauvert.

Rapunzel es otro de los personajes que da nombre a una de estas patologías, éste es bastante peculiar dado que es la formación de una cola de pelo que va desde el estómago hacia intestino. Se da en mujeres jóvenes y niñas con un trastorno de la personalidad, y suele causar un problema adicional llamado tricofagia, que consiste en la ingesta compulsiva de cabello.

“Rapunzel” es uno de los cuentos de los hermanos Grimm.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Síndrome de Otelo es otra de estas enfermedades psicológicas, en este caso se trata de los celos enfermizos, es una preocupación excesiva por la infidelidad de la pareja. También se conoce como delirio celotípico y/o celos patológicos.

Otelo de William Shakespeare.

Síndrome de la Bella durmiente, también llamado de Kleine-Levin, es otras de las patologías extrañas que sufre el ser humano, y consiste en pasar hasta años sin despertar.

“La bella durmiente del bosque” es un cuento de tradición oral con muchas versiones, las más famosas son una de Charles Perrault y otra de los hermanos Grimm.

Continúo con el síndrome de Pollyanna, que consiste en una idealización desmesurada de las situaciones, el exceso de amabilidad, y la tendencia a ver sólo el lado bueno de las cosas.

Pollyanna de Eleanor H. Porter.

Otro síndrome muy conocido es el de Huckleberry Finn, que se caracteriza por una clara tendencia a eludir las responsabilidades, y a cambiar con frecuencia de trabajo. Al parecer es un mecanismo de defensa ligado al rechazo parental, a una baja autoestima, y a síntomas de depresión en un sujeto inteligente.

Las aventuras de Huckleberry Finn de Mark Twain.

En último lugar he puesto el síndrome de Stendhal, es el trastorno de la persona cuando ve obras de arte especialmente hermosas o cuando observa un gran número de ellas expuestas en el mismo lugar. También es conocido como síndrome de Florencia y/o estrés del viajero.

Nápoles y Florencia: Un viaje de Milán a Reggio de Stendhal (pseudónimo de Henri-Marie Beyle).