Wilde

Cuando estudiaba en la Universidad, una de las asignaturas del penúltimo año fue un curso monográfico dedicado a Oscar Wilde. Me encantó esa asignatura por muchos aspectos, pero especialmente porque me dio la oportunidad de descubrir mucho sobre la vida y obra de este genio que marcó su época por su manera de pensar, de actuar, de escribir, de tratar con los demás…

Tenía esto un poco en el olvido, no quiero decir que se me haya olvidado, me refiero a que hacía mucho tiempo que no hablaba de Wilde o de alguna de sus obras, y recientemente cayó en mis manos la película Wilde. Salvando las distancias obvias, esta película de 1997 trajo a mi memoria muchos recuerdos, no solo de aquel curso, sino también de mi época universitaria, y, sobre todo, de Wilde y su genialidad. Cómo me fascinó su escritura en El retrato de Dorian Grey y en La importancia de llamarse Ernesto, qué grandes obras, cuánto tenemos que aprender de ellas tantos años después (Wilde murió en 1900).

img_1031

También he tenido la suerte de haber visto una representación de La importancia de llamarse Ernesto, dicen que su obra maestra. Honestamente, no sabría elegir entre esta y El retrato de Dorian Grey. Ya que la importancia del esteticismo, su visión del sexo y la sexología, la sociedad y el comportamiento que defendía están reflejadas de manera magistral en ambas.

Esta no es la primera vez que escribo sobre Wilde, hace varios años participé en el #reto30libros en un año y una de las lecturas que elegí fue El príncipe feliz, puedes ver un poco más aquí.

Si tenéis la ocasión de ver la película, de leer sobre su vida y de acercaros a sus obras, hacedlo, estoy segura de que no os dejará indiferentes.

Anuncios

Asesinato en el Orient Express

hercule-poirot-1986535_960_720Hace muchos años que leí esta fantástica novela de misterio de Agatha Christie, de hecho en mi infancia y juventud, leí todos los libros de esta autora que cayeron en mis manos. Me fascina, aún a día de hoy me sorprende esa manera de mantener el suspense, cómo de una forma magistral ella hace que el lector se involucre en la trama y esté completamente metido en su historia. Y esto es en parte gracias al personaje del detective Hércules Poirot, quien con sus frases, sus averiguaciones y deducciones mantiene la intriga en todo momento, incluso cuando parece que el crimen está resuelto, es capaz de volver a enganchar al lector dando un giro al argumento.

Una curiosidad en torno a esta novela es que en Inglaterra se publicó con su título original, Murder on the Orient Express, en 1934, y ese mismo año en EE.UU. se publicó bajo el título de Murder in the Calais Coach. Esto se debió a que la novela de Graham Green Stamboul Train (1932) allí se publicó como Orient Express, de esta manera evitarían una confusión entre ambas obras.

Esta novela ha sido llevada al cine y a la televisión en diferentes ocasiones, aunque hasta ayer yo no habá visto ninguna. Como digo, anoche vi la adaptación al cine de 2017, con un impresionante elenco, fue lo que más me llamó la atención al principio. Después he visto que es una buena película, salvando las distancias con el libro y con otras representaciones.

Hay otra película del año 1974, una película para TV de 2001, una serie de 1989 y un juego de PC estrenado en 2006. Las películas se llaman todas como la novela, Asesinato en el Orient Express, sin embargo la serie se titula Agatha Christie’s Poirot, y el juego The Adventure Company.

A pesar de conocer la trama, la película ha mantenido mi intriga hasta el final, con un desenlace magistral a la altura de la novela, aunque sigo prefiriendo la novela.

“I am a Hero” manga y película

img_0062Una amiga me ha prestado 12 libros de I am a Hero de Kengo Hanazawa, empecé la serie con muchas ganas, aún sabiendo que el tema va de zombis y a mí eso no me va demasiado, pero al leer el primero me gustó bastante y decidí seguir. He llegado hasta el séptimo y estoy cansada de zombis, no ha resultado tan interesante como me esperaba. Puede que sea porque el primero me eganchó bastante gracias a que el protagonista es un autor de manga y en esa primera etapa de la historia hay varias citas relacionadas con este arte japonés. De hecho se genera un interesante debate entre dos de los personajes que trabajan juntos en una editorial de manga:

-Para mí elmanga es el máximo exponente de la cultura japonesa; es arte… Si una obra consigue superar la evolución y sguir siendo leída podemos decir que es un buen manga. Mejor dicho, una obra maestra.

-Pues y no estoy del todo de acuerdo… En kanji la palabra manga se escribe con los caracteres de “aleatorio” y “dibujo”. Son dibujos aleatorios, en definitiva, perecederos, pensados para una época y coyuntura particulares… Decir que el manga debe ser necesariamente contracultural y definir “obra maestra” como aquela que es leída durante generaciones me parece una lectura simplista. Siento decirlo así, pero la esencia del manga es que sea de “leer y tirar”.

Y podría seguir citando varios pasajes más, ya que la conversación entre ambos personajes sigue, es por ello que, aunque sabía que había zombis, pensé que se trataba de metaliteratura, de lo que ya hablé hace un tiempo en este blog, en cuyo caso sería “metamanga”, no sé si el término existe.

Como no ha sido así y veo que continúan los zombis, he decidido dejar de leerlo, y me da rabia porque me gusta el estilo del autor y las ilustraciones son magníficas, sin embargo tanto “muerto viviente” me agota.

Al poco de que Seren me prestara los libros, también vi la película. La he visto y abarca más o menos los primeros 5 o 6 cómics, dura dos horas y es entretenida, pero, honestamente, no es la mejor película japonesa que he visto y tampoco la de zombis. Es bastante fiel a los libros, sin embargo no me mantiene en vilo, que es lo que me encanta del cine japonés: ese suspense, ese terror psicológico… Esta película no sorprende, es muy sencillo adivinar qué pasará, y no, no tiene nada que ver haber leído los cómics porque hay infinidad de excelentes películas basadas en todo tipo de libros, incluso a veces es difícil decidir cuál de las dos expresiones atísticas es mejor, y en otras ocasiones la película supera con creces el libro.

Gracias a la lectura y a la película me he dado cuenta de que son demasiados zombis para mí, una pequeña dosis está bien, pero tanto como para una serie que me parece que va ya por el nº 16, 17 o más me resulta excesivo.

 

Capitán fantástico

Quizás el título de este post haga pensar a muchos que voy a hablar de un cómic, porque lo cierto es que tiene toda la pinta, pero nada más lejos de la realidad. Capitán fantástico es el título de la última película que he visto de Viggo Mortensen, y no, no voy a hablar de cine, aunque sí de un aspecto de esta película: la literatura.

Pero voy por partes. Resumiendo mucho, Capitán fantástico es una especie de fábula que narra la vida de una familia que vive al margen de la sociedad de su tiempo. Y hasta aquí mi resumen para no destriparle el argumento a nadie.

¿Por qué voy a hablar de ella en esta entrada? Porque una de las cosas que más me ha llamado la atención al verla es la cantidad de referencias literarias y culturales.

De entrada cita a mi admirado Noam Chomsky, uno de los teóricos de izquierdas más importantes de la actualidad, de quien tengo varias obras y a quien he estudiado durante algunos años. Sus aportaciones ideológicas y lingüísticas me resultan fascinantes.

Tanta es la importancia de Chomsky en la película que incluso celebran “el día de Noam Chomsky” como si de unas Navidades o una Pascua se tratara. Además se cita una de sus frases más conocidas: “Si asumes que no hay esperanza, entonces garantizas que no habrá esperanza. Si asumes que hay un instinto hacia la libertad, entonces aún hay posibilidades de cambiar las cosas”. Se puede decir que la trama gira en torno a esta sentencia, que además invita al espectador a reflexionar sobre la vida, la ideología, la política, la sociedad…

Como admiradora del trabajo de Noam Chomsky, he dedicado algunas entradas a sus obras en este blog: Sobre el poder y la ideología, y El nuevo orden mundial (y el viejo).

Aparte de Chomsky, otro personaje importante a quien se hace alusión es Dostoyevsky, interesante escritor cuya obra está íntimamente relacionada con la psicología en un contexto social, político y espiritual.

Además de estos autores, en la película se citan obras como Middlemarch, Lolita, Los hermanos Karamazov y Maus. Todos ellos son libros con una gran carga ideológica, política y social, e invitan al lector a reflexionar sobre estos aspectos.

En mi opinión, la película es recomendable desde el punto de vista que he intentado plasmar aquí. Probablemente Capitán fantástico no llegará a esa gente que quiere ver acción, romanticismo, ciencia ficción… sino más bien es para aquellos a los que nos gusta el cine diferente. ¡Bravo por el director Matt Ross!

“Don Juan Tenorio” de José Zorrilla

img_1810Quien no conozca algo de Don Juan Tenorio de José Zorrilla es que no ha leído ni estudiado literatura en su vida. Entre los de mi edad era una lectura obligada en las clases de lengua y literatura. El ejemplo del drama religioso-fantástico-romántico por excelencia de la literatura española.

Publicada en 1844, es una de las más importantes representaciones literarias españolas del mito de don Juan, personaje arquetípico creado por Tirso de Molina y que tuvo una larga descendencia artística en Europa de la mano de personajes tan ilustres como Molière, Lord Byron, Dumas, Frisch y muchos otros. En cuanto a la literatura española, aparte de Zorrilla, también vemos este personaje en obras de Gregorio Marañón, Lope de Vega, Gonzalo Torrente Ballester o Azorín, entre muchos otros.

No voy a desvelar nada sobre la trama de la obra por varios motivos:

1/ Hay que leer, y sobre todo los clásicos de nuestra literatura.

2/ Se puede encontrar cualquier resumen.

3/ No me gusta desvelar de qué van los libros que trato en el blog.

De la historia de este libro han surgido otras representaciones artísticas como obras de teatro, musicales, otras historias… Y no solo siguiendo la línea de la original, sino también dando un giro al drama y volviéndolo cómico, como en el siguiente vídeo.

Paco Rabal y Concha Velasco dieron vida a los personajes principales de la película original en España.

Por extensión a las características que definen al personaje original de Tirso de Molina, en español tenemos el término ser un donjuán, que significa ser un seductor. La palabra se puede utilizar en frases como “estar hecho un donjuán”, y puede escribirse por separado con el nombre propio en mayúscula: “estar hecho un don Juan”. También se conoce la palabra donjuanesco, adjetivo que signifca relativo al donjuán.

Nota: esta lectura corresponde a la segunda letra Z del reto Autores de la A a la Z 2016.

Maratón de lectura en el Metro de Bilbao

Foto de metrobilbao.eus

Foto de metrobilbao.eus

Seguimos con las ideas bonitas para fomentar la lectura, en esta ocasión se trata de un maratón de lectura en el Metro de Bilbao.

El lunes pasado, de 11:00 a 14:00, y de 16:00 a 20:00, la estación de Moyua del Metro de Bilbao se convirtió en una biblioteca con forma de andén en la que había ejemplares de una sola novela: La chica del tren de Paula Hawkins. El Grupo Planeta también formó parte de esta iniciativa, y como premio ha regalado un libro de entre los más destacados de su editorial a cada participante. Además se han sorteado 10 entradas dobles para el pre-estreno de la película sobre la novela protagonista de esta jornada de lectura, que será mañana.

Desconozco si esto se celebra en otras ciudades, sea en el metro o en cualquier transporte, pero desde luego es un ejemplo más de que los amantes de la lectura no estamos solos y no pararemos.

Info adicional aquí, y vídeo de las lecturas aquí.

“¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”

IMG_20160605_165345302Sé que este título no deja indiferente, puede gustar o no, pero no pasa desapercibido, aunque soy consciente de que a mucha gente no le suena de nada, pero si digo “Blade Runner” seguro que la cosa cambia. En efecto, ésta es la novela en la que se basa la famosa película de Ridley Scott, que por cierto está entre mis favoritas, me da igual que sea vieja y que la haya visto no sé cuántas veces, ahí sigue entre “mis obras maestras del cine”.

Sin duda la película es mucho más conocida que la novela, es más, al hablar de ella mucha gente me ha comentado que no tenía ni idea de que estuviera basada en un libro. De hecho esta obra se ha convertido en la más conocida y leída de Philip K. Dick a raíz de la película, no sé si también se trata de una de sus mejores obras porque no he leído ninguna más, pero sí puedo decir que ésta me ha gustado, aunque si tengo que elegir entre cine y literatura en este caso me quedo con el cine. Otra de sus obras adaptadas es Minority Report, he visto la película pero no he leído el relato.

En la novela Dick describe un futuro triste, deprimente, sucio, con gente obsesionada con tener una mascota porque los pocos animales que hay son carísimos y no se los pueden permitir. Scott eliminó las reflexiones y cambió los decorados descritos en el libro, e introdujo mucha lluvia, el romance (para mí es de relleno y podría evitarse, aunque reconozco que no es un amor habitual), el ciberpunk y la novela negra, sin dejar atrás esa búsqueda de redención e identidad comunes en todos los personajes: humanos y replicantes. El escritor no tuvo ocasión de ver el estreno de la película pero sí vio un pase privado y le encantó, de hecho reconoció que la versión es superior a su obra y que se trataba de una nueva manera de narrar ciencia ficción.

A pesar de que he escrito que si tuviera que elegir escogería la película, el libro está bien narrado, y la trama es muy interesante. Me gustan mucho los diálogos entre los personajes y cómo el autor los presenta, de hecho la considero una lectura complicada, no sólo porque me parezca difícil escribir ciencia ficción sino también porque pienso que no todos los lectores comprendemos ni nos hacemos una idea clara de lo que el autor pretende describir.

La lectura de esta novela es muy recomendable para aquellos a los que les gusta la ciencia ficción, y si hay alguien que aún no ha visto la película, mejor que lea el libro antes porque seguro que su opinión no será la misma. En mi caso descubrí la novela mucho después de que la película se convirtiera en una de las mejores para mí, lo cual es una lástima porque seguro que me resultaría más difícil la elección que he comentado más arriba.

Nota: esta lectura corresponde a la segunda letra D del reto Autores de la A a la Z 2016.