Puntos de libro extranjeros

Marcadores de libro de algunos viajes fuera de España.

No todos los puntos de libro los he comprado yo, algunos me los han regalado personas que también han viajado al país en cuestión.

Egipto

Egipto

Egipto: un país increíble, un viaje inolvidable. Es el primer punto de libro que he comprado fuera de España.

India

India

India: las experiencias vividas allí son indescriptibles. Recuerdo cada momento y cada lugar con un cariño muy especial.

El de la izquierda es un marcador hecho a mano en papel y con la flor de fieltro, el de la derecha es metálico con forma de loro y tallado con pintura dorada.

 

Japón

Japón

Japón: una cultura sin descripción alguna debido a lo sorprendente que es. Sin duda un lugar precioso al que me encantaría volver.

 

Australia

Australia

Australia: lejanía, cultura diferente, lugar inmenso, canguros, koalas, desierto…

 

Marruecos

Marruecos

Marruecos: combinación de tradiciones y modernidad. Cultura árabe tan diferente a la nuestra. Olor a verdura y fruta frescas, atardeceres de ensueño, el color azul, desierto…

 

China

China

China: cultura ancestral y apasionante.

Efectivamente, es exactamente igual que un palillo chino para comer, con la peculiaridad de que éste viene en solitario.

Noruega

Noruega

Es un reno de cuero.

Los países escandinavos me gustan.

Costura y literatura

Quizás al leer el título de este post muchos piensen que voy a hacer una reseña de la novela El tiempo entre costuras, y nada más alejado de la realidad por dos motivos: primero, tengo el libro pero aún no lo he leído; y segundo, no hago reseñas de ningún libro porque no es la intención de este blog.

Lo que quiero presentar con esta entrada es este libro del s. XIX para enseñar costura y bordado a niñas de una escuela en Dublín, Irlanda.

IMG_2757.JPG

Foto de Biblioteca Universidad de Huelva

Marcadores improvisados

Aparte de los puntos de libro de los que he hablado aquí que para mí tienen un significado especial porque los han hecho gente a la que quiero: mi madre, mis sobrinas y algunas amigas, también tengo otros que merecen una dedicatoria porque me traen recuerdos entrañables y porque me “sacaron de un apuro” en algún momento.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

En realidad es un punto de libro improvisado: salía de viaje, metí los trastos en el coche, cogí mi libro y, cuando empecé a leerlo y necesité dejarlo por un momento me di cuenta de que no tenía marcador alguno, por lo que busqué en la guantera del coche e hice un apaño con lo que encontré. Esto fue allá por el año 1996 durante un viaje de Huelva a Galicia, y desde entonces me acompaña este invento que me “solucionó el problema” en aquel momento. Lo sé, podía haber doblado la esquina de una página, pero no me gusta hacer eso y tenía que encontrar una solución alternativa a meter cualquier otro tipo de papel, que también es una opción que barajé, pero claro, ante un clip gigante y un trozo de cuerda ambos de color verde, mi favorito, no había más que decidir.

Y éste, me lo dieron en un restaurante de comida rápida en el Aeropuerto de Barcelona. En realidad es un clip, pero como la parte de sujetar las hojas es tan pequeña que sólo coge una o dos a lo sumo, decidí usarlo de marcador paraFoto de Estefanía Alfonso el viaje que iba a realizar a Barhéin, aunque en esa ocasión llevaba uno para la lectura elegida, sin embargo acabé utilizando éste ya que el otro era una publicidad que no me llamaba nada la atención. Me gusta este personaje japonés, sin llegar a ser una gran fan de sus historias, pero me hace gracia la imagen y me sorprende todo lo que hay alrededor de ella. Seguro que a mi amiga Carol le encanta.

Todos hemos utilizado las tarjetas de embarque, los billetes de tren, las entradas de cine, los carteles de “No molestar” de algún hotel, etc. Pero decidme, ¿qué habéis improvisado? ¿Lo seguís manteniendo?

Sencillamente puntos de libro

Ya es sabido que colecciono puntos de libro de todo tipo y claro, llega el momento en el que busco originalidad y la gente se acuerda de mí en este sentido también, por lo que voy a dedicar un momento a esas personas y a esos marcadores de lectura diferentes.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Éste lo compré en la tienda de regalos de una amiga en Huelva, la verdad es que me pareció graciosa y diferente en su momento la forma de clip en madera, ahora ya están más vistos. Me gusta su colorido y el busto del payaso aún a riesgo de que me tachen de infantil, pero me da igual, es muy alegre.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

El 10 de junio fue mi cumpleaños y mis amigas Inma y Vir me regalaron varias cosas, entre ellas este peculiar marcador de libro elástico. El adorno es de esos muñecos que de feos que son te gustan porque te sacan la sonrisa, y el punto es original donde los haya ¿verdad?

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Este punto de papel con forma de pluma tiene su aquel ¿no?

Me lo regaló Jesús M., se lo dieron de propaganda en una librería de Palma, es publicidad de  un sitio web de compra-venta de libros.

Y para terminar por hoy, tengo esta especie de pincho metálico que me trajeron de unas conferencias en Bilbao.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Comprados hechos a mano

En esta ocasión el espacio está dedicado a los puntos de libro hechos a mano comprados en alguna feria, mercadillo y lugares así.

 

Lápiz y papel

Lápiz y papel

Es un clip gigante con un botón al que le han pegado el lápiz y el papel. Tiene truco: se desmonta de tal manera que queda el clip por un lado y el resto por otro a modo de broche, ya que tiene un imperdible pegado detrás.

Me lo compró mi madre en un centro de ayuda a niños huérfanos que hay en Huelva.

 

Tienda solidaria

Tienda solidaria

Éste es de una tienda solidaria en Huelva.

Es una sola pieza de alambre a la que se le ha dado la forma de una flor.

 

Emma

Emma

Se trata de mi amiga Emma, profesionalmente es Dreammor, sus trabajos pintando seda son sencillamente espectaculares, echad un ojo a su blog.

Este punto es un clip gigante con una especie de botón forrado de seda pintada a mano.

 

Talleres inserción social

Talleres inserción social

Lo compré en unos talleres de inserción social que se organizaron el invierno pasado en Palma.

Se trata de unas hojas de papel que parecen de papiro cosidas unas con otras con hilos de paja, la combinación queda muy bonita y original.

Regalos hechos a mano

Quiero dedicar un espacio a algunos puntos de libro de mi colección que me regalaron personas cercanas y que fueron hechos por ellas mismas.

En el pie de cada foto he puesto el nombre de la artista, y debajo hago una breve descripción.

Las imágenes son mías y el libro, uno de mis ejemplares de El Quijote, mi fiel amigo loco.

Gracias a todas, me encantan.

Mi sobrina Eli

Mi sobrina Eli

Combinación de fieltros en forma de corazón y madera. Parece una piruleta de corazones ¿verdad?

Sus trabajos de marroquinería son una pasada: pendientes, collares, pulseras, broches, horquillas, ropa, bolsos…

 

Elio

Elio

Es un trozo de madera como un abatelenguas, sí sabéis lo que es, se trata de ese palito que a todos alguna vez nos ha metido el médico en la boca. En este caso está forrado de papel pintado y adornado con un lazo.

Laura

Laura

 

Sencillamente es papiroflexia, ahora llamado origami, la forma de estrella y la combinación de colores me encanta.

Es una artista trabajando el papel.

Para terminar sólo me queda añadir que ésta es mi manera de agradecerles de nuevo sus detalles y dar a conocer el trabajo que realizan.

El principito

Aquí dejo mi pequeño homenaje a este gran libro que todos deberíamos haber leído.

“Es una cuestión de disciplina, – me decía más tarde el Principito -. Cuando por la mañana uno termina de arreglarse, hay que hacer cuidadosamente la limpieza del planeta”.

“Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya”.

“A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar: “¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas?” Pero en cambio preguntan: “¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?” Solamente con estos detalles creen conocerle”.

 

El principito