“Los surcos del azar” de Paco Roca

lossurcosdelazar

Foto de Estefanía Alfonso

Los surcos del azar es una novela gráfica escrita por Paco Roca y publicada por Astiberri en 2013. La he adquirido en Norma Còmics Palma como parte de mi colaboración en la Campaña por el fomento de la lectura organizada por el Gremi de llibreters apoyado por el Consell de Mallorca, y de la cual me enteré gracias a MallorcaBlogs, comunidad de blogueros a la que pertenezco con mis dos blogs.

Se trata de 328 páginas en las que el autor reconstruye una parte olvidada de la Historia de España y su aportación a la II Guerra Mundial. Narra la historia de La Nueve, como se conoce popularmente a la 9ª Compañía de la 2ª División Blindada de la Francia libre, que destacó por estar formada por españoles en un alto porcentaje, y que fue el grupo de republicanos que liberaron París de los nazis.

Roca tuvo conocimiento de este grupo al asistir a la presentación de un libro relacionado con el tema en el Instituto Cervantes de París, allí conoció a algunos de los integrantes, ancianos, quienes le contaron varias vivencias que despertaron el interés del guionista hasta tal punto que se estuvo documentando durante varios años con el fin de reflejar todos esos hechos históricos en las viñetas de Los surcos del azar, sin embargo ésta no es su primera incursión en el género bélico, histórico y/o político, si es que tenemos que encasillar este cómic de alguna manera. En 2005 publicó El faro, trabajo en solitario que va sobre un señor que luchó en la Guerra Civil y tuvo que huir a Francia; y en 2010 El ángel de la retirada, con guión de Serguei Dounovetz, cuya trama gira en torno a una joven de padres españoles nacida en Francia a quien la búsqueda de sus orígenes la lleva a descubrir la forma en la que trataron a los españoles que se vieron obligados a exiliarse en Francia durante la Guerra Civil.

En esta ocasión, Paco Roca nos acerca a los acontecimientos vividos por esos españoles en el exilio mediante la palabra del personaje central de su tebeo, Miguel Ruíz, republicano español exiliado en Francia. Las palabras del propio autor en su web dejan clara su posición: “El exilio español es un tema que siempre me ha interesado. Esos surcos azarosos que tomaron los españoles al final de la Guerra Civil. En especial el de aquellos republicanos que formaron La Nueve, que lucharon con todas sus fuerzas contra el fascismo en Europa y que liberarían París de los alemanes”.

La obra me parece muy interesante desde diferentes perspectivas, aunque me quedo con tres: histórica, política y artística.

En primer lugar, la mirada histórica del autor hacia esas personas que cayeron en el olvido ya sea intencionadamente o por imposición del régimen dictatorial en el que este país ha vivido hasta hace unos pocos años. Ésa es también la historia de España. Nos guste o no, somos consecuencia de la lucha de tantas personas que se vieron obligadas a salir de sus casas y a abandonar a sus familias por defender unos ideales, o quizás, por no estar de acuerdo con lo que les imponían en aquel momento. Para mí se trata de un acto más de aquello que se puso tan de moda con el último gobierno socialista “la memoria histórica”, este tebeo es una forma más de recordar que eso pasó, que aquellas personas existieron, algunas de ellas siguen vivas y sin duda muchos de sus familiares también, todos, de una forma u otra hemos sufrido las consecuencias de aquel exilio.

Como segundo punto me gustaría destacar la valentía del autor al embarcarse en semejante lío, y sí, utilizo la palabra lío porque tocar el tema político en un país que ha sufrido cuarenta años de dictadura y cuya presencia sigue estando vigente en el español medio no es fácil; porque hablar de ello cuando estamos de nuevo con un gobierno de derechas, que nos está quitando lo que con tanto esfuerzo consiguieron personas como el sr. Ruíz no es fácil; porque contar un capítulo tan triste de la historia reciente de este país desde el punto de vista del perdedor no es fácil; porque posicionarse, como lo hace el autor claramente con la novela gráfica, teniendo enfrente a un gobierno de derechas apoyado por unos medios de comunicación, unos empresarios y unos bancos que bailan a su son no es fácil. Por todo esto y mucho más, digo “olé Paco Roca”, gracias por descubrirnos un poco más esta parte de la Historia que a muchos avergüenza, o debería avergonzar; gracias por no temer las críticas negativas que sin duda habrás tenido que soportar (y lo que te rondaré moreno, se dice en mi tierra); gracias por enfrentarte al qué dirán de la prensa y de muchos enemigos que te habrás buscado por decir la verdad; gracias por atreverte a contar lo que con tanto interés nos han ocultado; gracias por hacer uso de la libertad de expresión que nos están robando los que dirigen esta España que vemos en los últimos años. Ojalá no tengas que pagar ninguna factura por todo esto.

Lossurcosdelazar-roca-pagina3

Pág. 37

El tercer punto del que quiero hablar es el artístico, y aquí es todo mérito del sr. Paco Roca. Él se lo guisa y él se lo come, expresión muy carpetovetónica, pero que se adecúa perfectamente a la realidad. Estamos ante su madurez artística. En este cómic Roca consigue una simbiosis perfecta entre la narración y el dibujo, ambos aspectos son muy expresivos.

Como narrador logra despertar nuestros sentimientos de lectores, no sólo por la temática elegida, que también, sino por la delicadeza de las palabras cuando las escenas así lo requieren, la dureza cuando la ocasión lo pide, y la ausencia de las mismas cuando no son necesarias. Es capaz de dar ese giro lingüístico de forma magistral y además nos muestra la empatía entre el creador y su personaje, y hace partícipe al lector mediante las anécdotas, los detalles y las experiencias vividas en las carnes del sr. Ruíz. Es la historia contada desde la perspectiva del pequeño: la del perdedor, el preso, el exiliado, el soldado. Y claro, esto tiene que ir en consonancia con unas ilustraciones en color que dejan entrever el cuidado al detalle de lo que sugiere la escena, una calidad como dibujante que es evidente en las viñetas de este tebeo: la caracterización de los personajes, los movimientos, los ataques, la sangre corriendo por los cuerpos y fuera de ellos, las balas disparadas, los elementos punzantes… Los componentes estéticos y la puesta en escena de la historia son excelentes y de gran poder visual.

La obra es sugerente y de un arrollador poder incluso antes de abrirla, simplemente observando el título y la portada: Los surcos del azar es un guiño a Campos de Castilla de Antonio Machado, uno de los “Proverbios y cantares” incluidos en la famosa obra:

<<¿Para qué llamar caminos

a los surcos del azar?…

Todo el que camina anda,

como Jesús, sobre el mar.>>

Surcos Machado

Pág. 63

La imagen de más arriba refleja la ejecución y el entierro del poeta, el representante más joven de la Generación del 98, muerto en el exilio en Francia el 22 de febrero de 1939. Sin duda esta viñeta es un homenaje que Roca quiere realizar a Machado en particular, y en general a todos los caídos en semejantes condiciones durante aquellos años.

Tanto las imágenes, con esos colores apagados, como las palabras, ausentes en algunas viñetas, nos muestran el respeto, el sentimiento y la delicadeza con la que el autor trata esta parte de la historia. Se ve claramente implicado en ella e impregna de todo eso a los lectores, quienes de alguna manera nos sentimos atrapados por la escena.

Me encanta la forma de reflejar las idas y venidas en el tiempo, claramente diferenciadas no sólo por los textos sino también por los colores de las viñetas, que muestran el presente y el pasado de la narración de manera elegante y nítida. También me gusta mucho la idea de que el propio autor sea un personaje de la obra, quizás la hace más real aún, incluso más cercana diría yo; en mi opinión es todo un acierto haber enfocado la novela desde esta perspectiva.

Qué decir de la portada, ese juego de colores amarillos y rojos tan españoles que denotan las ganas de luchar por lo que es de uno, de defender las ideas, el ansia de vitalidad de unos señores que se vieron obligados a actuar de aquella forma; junto con los negros, blancos y grises que reflejan la parte triste de la historia, el desánimo, el sufrimiento y la derrota de la que fueron partícipes estos valientes.

Por todo ello y muchas cosas más, esta obra ha sido galardonada con diferentes premios, entre los que destacan:

-Premio Zona Cómic al mejor cómic nacional de 2013

-Gran Premio Romics. Roma 2014

-Premio a la mejor obra de autor español en el Saló Internacional del Cómic de Barcelona 2014

-Premio de la Crítica 2014 a la mejor obra nacional

-Premio de la Crítica 2014 al mejor guionista nacional

-Finalista al Premio Libro del Año concedido por el Gremio de Libreros de Madrid

Para terminar quiero decir que leer esta historieta me ha recordado a dos obras de Javier Cercas: Soldados de Salamina, por el hecho de ser de estilo faction, la suma de fact y action en inglés, y que en español podríamos denominar “facción” (facto=hecho más ficción); y El impostor, por recordar el exilio francés de tantos españoles huyendo del régimen dictatorial en el que España se vio sumergida durante tantos años, y de la cual escribí una reseña en este blog como primera participación en esta campaña.

Anuncios

2 pensamientos en ““Los surcos del azar” de Paco Roca

  1. Pingback: “Los surcos del azar” de Paco Roca | Paraula de Llibreter

  2. Pingback: Fin de la campaña por el fomento de la lectura | El rincón literario de Thor y Kira

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s