“Historias del barrio. Caminos” de Beltrán y Seguí

Este libro es una novela gráfica cuya historia empezó allá por 2011 con Historias del barrio, un cómic escrito por Gabi Beltrán e ilustrado por Bartolomé Seguí, en el que se cuentan las vivencias del protagonista en el barrio chino de Palma en los años 80. Con esta obra sus autores ganaron el I Premio de Cómic Ciutat de Palma; Historias del barrio. Caminos está nominada a los Premios del 33 Salón Internacional del Cómic de Barcelona, desde aquí quiero desearles mucha suerte.

Foto de Estefanía Alfonso

Foto de Estefanía Alfonso

Historias del barrio. Caminos está igualmente ambientada en el barrio chino de Palma en los años 80. En esta ocasión los protagonistas son adolescentes que tratan de buscar su lugar en el mundo. Un mundo marcado por las drogas, la prostitución, los robos, el desafecto familiar, las enfermedades, la pobreza, el sexo, la literatura, la amistad, las ganas de hacer cosas, de buscar novedades y de encontrar ese camino por el que seguir el rumbo de la vida.

Esta obra está repleta de pequeñas secuencias que encajan entre sí a la perfección, continuamente se plantean situaciones que se resuelven de forma totalmente natural, sin embargo hay una serie de detalles colocados de manera sutil y que sólo se podrán apreciar haciendo una lectura muy atenta del libro. Quizás podríamos definir este cómic como autobiográfico, aunque esto no sea muy propio de este género a priori. Ésta es una de las cosas que lo hace especial, además de que Beltrán ha sido capaz de narrar parte de su vida de forma magistral y ha tenido el gran acierto de elegir a Seguí como ilustrador. Tanto los textos como las viñetas están muy trabajados. Sin duda estos dos artistas forman un tándem perfecto: Beltrán pone las palabras y el color, Seguí pone los dibujos.

La historia se desarrolla en capítulos cortos que narran una anécdota concreta, y se va enlazando con las siguientes historias. Al principio de cada episodio hay un texto breve en prosa que es una especie de pensamiento íntimo, que no tiene nada que ver con lo que se relata a continuación pero que sí está en estrecha relación con el texto introductorio del capítulo siguiente. Ésta es la forma con la que Beltrán consigue contar dos historias en paralelo: una totalmente personal, formada por las pequeñas introducciones; y otra que da importancia a la anécdota contada mediante las viñetas, en las que él sigue siendo el eje central, pero también da relevancia a la vivencia en sí y a la reflexión del resto de los protagonistas. Sin duda esto me ha llamado mucho la atención, me parece admirable la capacidad del autor para conseguir este efecto.

Me ha encantado esta novela gráfica, tanto la narración como las imágenes. Además, es muy interesante poder seguir el recorrido de las calles y plazas del barrio chino de Palma cuando ya conoces el lugar, digamos que es más fácil imaginarse las situaciones descritas tanto con las palabras como con los dibujos.

Otra de las cosas que me ha llamado la atención en lo que a la estructura del libro se refiere es que, cada nuevo relato tiene su propio título, con lo cual se podrían ver como historias independientes, es como si fueran microcuentos, aunque haya una relación entre todos ellos, de ahí la coherencia en la narración de la vida de un joven palmesano.

Por otro lado, una de las cosas que más me ha gustado es la presencia de la literatura a lo largo de toda la novela gráfica: no sólo se ve al protagonista leyendo en muchas imágenes; también hay un capítulo que podría decirse que está dedicado a la lectura, en el que hay una conversación literaria y Gabi cita la obra París era una fiesta de Hemingway, también se nombran autores como Huxley, Camus o Cortázar entre otros, salen fotos únicamente de libros, ya que en esta historieta están ordenando una biblioteca particular; y por último, me encanta el enfoque que se da cuando el protagonista sale leyendo obras que le gustan como la de Hemingway citada anteriormente, De ratones y hombres de Steinbeck y El gran Gatsby de Scott Fitzgerald, en esos momentos el personaje está solo disfrutando de su afición, ésa que le cuesta mantener porque no tiene dinero para comprar libros pero los coge de una biblioteca, ésa que le gusta tener porque le ofrece sus momentos de adentrarse en lo que narran las obras que lee y evadirse de ese mundo en el que vive, Gabi se refugia en la literatura, es como una vía de escape ante la realidad de su día a día.

Todas estas obras están entre mis favoritas, y la mayoría de autores que nombra también. Entiendo que son los gustos reales del protagonista y, por ende, de los autores de la novela, o al menos del escritor. Exquisitos en mi opinión.

Para terminar sólo quiero añadir que he leído Historias del barrio. Caminos como parte de la Campaña por el fomento de la lectura organizada por el Gremi de llibreters apoyado por el Consell de Mallorca. Lo he recogido en Agapea Palma, donde nos han tratado genial a Kira y a mí; otra librería muy recomendable y también pet friendly. Gracias a todos por darme este ejemplar y por ofrecerme la oportunidad de participar en la campaña.

Anuncios

4 pensamientos en ““Historias del barrio. Caminos” de Beltrán y Seguí

  1. Pingback: “Historias del barrio. Caminos” de Beltrán y Seguí | Paraula de Llibreter

  2. Pingback: Fin de la campaña por el fomento de la lectura | El rincón literario de Thor y Kira

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s